miércoles, 30 de mayo de 2018

REVISTA HOLA: PUES VAYA JOLGORIO, HUAPAS



Voy con unas prisas que ustedes no se imaginan. Tengo una vida que es una película de Marisol, un torbellino de colores, pero en mal. Entre las maravillas de mi semana ha sido ver a mi kiosquera con una camiseta que dice “PEDRO SÍ, MARIANO NO”, que el perro me coja una faringitis del tamaño del ego de Albert Rivera, que me haya emocionado tanto en la elíptica que he agarrado tal velocidad que me he estampado contra una señora majísima que se llama Merche y que abusa del eyeliner y que un señor en un bar me haya dicho que “me hacía de todo menos una moción de censura”. Imagínense el humor del que estoy. Que no se me olvide también contarles que el perro tiene que tomar un jarabe para la faringitis y el tío se ha enganchado. Es verme con la jeringuilla llena de jarabe y se pone como Melanie Griffith en una farmacia. Ustedes entiendes. Pero vamos al lío, que esta semana hay poco lío, aunque yo trataré de explicarles esta idiotez lo mejor que pueda. Pasen y lean.






El repaso de la semana empieza con la rica de turno, que esta semana se llama GHAMZED ALABBAR (en serio ¿no hay ninguna que se llame Yolanda o sí?) y que es la heredera de una familia de Dubai que está alpargatada de billetes. Ella, por supuesto, posa sencilla en la piscina de su casa con un vestido de alta costura de Giorgio Armani. Porque toda la gente normal sabe que cuando una va a la piscina, lo único que se puede poner es un vestido de 32.000 euros y taconazos, que es lo mejor para nadar a crol. También dice que ella ha participado en la decoración de la casa porque quería que fuese “relajante y funcional”. Ella entiende por “relajante y funcional” poner candelabros hasta en los pomos de las puertas y haber batido el récord mundial de cojín de terciopelo en una sola habitación. Vean la página 9 y escupan el Biomanán. Y ya el colmo es cuando dice que ella a sus hijos los tiene con los pies en la tierra y mira, que me quedo más tranquilo que pensando que lo mismo los tenía colgados de un árbol lleno de candelabros, que todo puede ser. En serio, qué desastre.



ANA BOYER, la hija de Nefertiti II ISABEL PREYSLER que está casada con un tenista para no currar, ha tomado una decisión drástica en la vida de cualquier mujer: se ha apuntado a la tendencia “flower power”. Era eso o trabajar, compréndanlo.



LOS RESTOS DE LA BODA

Desafortunadamente, no hay fotos de gente borrachuza en la boda de Harry (el hijo bandarra de Lady Di) y Meghan (una especie de Lydia Bosch de Wisconsin). Sale la foto oficial con toda la familia y yo me llevo un susto de narices porque el marido de la Reina Isabel (una mujer, un bolso vacío) cada día está más clavado a Drácula. De hecho, si me dicen que la ha cascado y le han llevado embalsamado perdido a la boda, me lo creo.

De nuevo, ni una casa real, ni una tiara con solera, ni una marquesa que echarse al diente. Los compañeros de Meghan se fueron en autobús a un karaoke (como lo oyes, Maricarmen) y ni rastro de Oprah Winfrey, la MariTere Campos de Alabama, que estaba allí para hacer bulto.



En la lista de las más elegantes ponen en último lugar a VICTORIA BECKHAM (la que no cantaba en Spice Girls) y esto, con la mala hostia que se gasta la amiga, va a suponer un antes y un después en su relación con el HOLA. A su lado, DAVID BECKHAM con cara de morirse de ganas de bailar el “Cómeme el Donut”. David, un hombre de gustos sencillos.



Luego sacan a los padres de la novia. El padre, que cuesta más saltarle que rodearle de lo gordo que está, dicen que le hubiera encantado estar en la boda (ya…) y la madre sale paseando a un perro sospechosamente parecido a Camilla Parker Bowles en Los Ángeles.



Al día siguiente o así, MEGHAN ha debutado como Duquesa en una cosa con pinta de ser un coñazo superlativo y al que también acudió Camilla Parker Bowles vestida del Teletubbie verde pero con puntillas. La foto de la página 40 les va a provocar desmayos. Del horror.



LOS GRIMALDI

O lo que viene siendo, la pandilla de Lo Mónaco. Hablan de una nueva generación y sacan a varios chiquillos, que muy pocos me parecen para lo que se folla en ese Principado. Porque madre mía, lo que se han empujado entre Carolina y Estefanía ahí, mano a mano las dos. Una, como loca por los playboys y la otra que era ver al domador de un circo y el DIU le salía disparado. Planazo, vamos.



Y resulta que el marido de Carolina (con el que no vive) y que pegaba a los periodistas con un paraguas porque le hacían fotos pedo como Alfredo, ha salido del hospital. La prensa mundial dice que lo están desintoxicando del alcohol que se bebe hasta el agua de los floreros y que por eso se desmayó en una boda, pero las del HOLA dicen que toda la prensa mundial miente y que, en realidad, le han operado una úlcera. Cuando vean ustedes la cara de Ernesto, les van a venir dos palabras a la cabeza “whisky” y “dyc”, respectivamente.



AGATHA RUIZ DE POCOYÓ podría estar enamorada. De un señor con cara de ponerse morado a chorizos parrilleros, para ser más exactos. Pero una vecina me avisa que resulta que este señor no es un desconocido porque fíjate tú que el tío tiene mucha pasta, le llaman “el chatarrero” y hasta hace muy poco se frotaba el Valle de los Caídos con una nieta de Franco que era muy colega de la Preylser pero ya no. ¿Lo han entendido ustedes? Yo tampoco.



HUGH GRANT, que es un actor al que pillaron venga a la mandanga con una protituta transexual hace años en un coche, se ha casado con una señora con cara de tener un Natur House en su pueblo de Irlanda. Entre esto y lo de la boda de Richard Gere, tengo a cuatro amigas llevando braga negra constantemente en señal de luto.



DOÑA ZARA MARTA ORTEGA se casa con su novio. Pues mira qué bien. Seguro que han puest una lista de boda en el Corte Inglés porque ya saben ustedes que la economía está fastidiada y van a necesitar alfombras, licuadoras e incluso toallas para empezar una vida en común llena de alegrías y felicidades. NO:



Un príncipe de Dinamarca que estaba muy frotable hasta que se casó con una australiana con cara de secretaria del infierno ha celebrado su cincuenta cumpleaños y allí han ido todos los royals que han pasado de la boda de Meghan. Imagínate el pasmo de Meghan viendo a todas de cumple pasando de ella y de Oprah Winfrey.



PALOMA CUEVAS y ENRIQUE PONCE, el matrimonio más “devor olor” de la historia, han ido a una feria. He mirado las fotos hasta con lupa y soy incapaz de decirles si Enrique es de gesto serio o es que se había quedado dormido de pie, que todo puede ser.



LA SEMANA NEGRA DE WILLY BÁRCENAS, dicen las del HOLA. El hijo cantarín del tesorero más “los Soprano” que hemos tenido nunca, por lo visto está pasado unos días complicaditos porque al padre le han caído 31 años de cárcel (por buena persona) y a la madre 15 años (también por maja y solidaria). Eso sí, esto, los del HOLA lo cuentan en una esquina muy pequeña de la página 82. Nada de grandes titulares, no se nos vaya a enfadar el partido. Un festival.



LOS REYES han celebrado el Día de las Fuerzas Armadas en Logroño. A Letizia se le van tan feliz como cuando te dan un aplauso. En la cara. Con una silla.



Y ya nos vamos con los HOLI CONSEJOS de moda y belleza que consisten básicamente en:



-Ponte un vestido antiguo de tu madre. Si tiene flores y podrías usarlo como cortina, pues mejor. Luego ponte una diadema y un zapato ortopédico. Y no se te olvide la cara de estar aguantándote un pedete. ¡Felicidades! Ya tienes el look de la mitad de las invitadas a la boda de Meghan.



-El drama de cualquier mujer trabjadora, luchadora y empoderada que se precie, esta semana se reduce a una sóla pregunta: ¿Para los labios mejor barra o gloss? Ahí lo llevan. Llevo dos noches sin dormir porque la barra me hace demasiado serio y el gloss me deja un rollo putón que no quedo fino en la tele. Ay.



Y ya está. Antes de despedirme, quiero dedicar esta columna de hoy a mi amiga MÓNICA DEL VALLE PARELLADA, que es una lectora acérrima de mis tonterías a la que adoro locamente y eso, que esta semana, esto es para ella. Porque siempre sale el sol, porque siempre saldremos a una orilla y porque si hace falta yo nos compro unos flotadores de esos de flamenco que vamos a ser la envidia de las piscinas municipales. Hombre ya.



Nos leemos el miércoles. Y les  espero en directo el próximo lunes a las 21h en el Facebook Live de MasterChef, el único programa de la tele donde decir "estoy frita" puede ser una buena cosa.


2 comentarios:

Mercedes González Carou dijo...

Genial.

luisa dijo...

Pues tu amiga tiene mucha suerte, leerte es la única cosa que me ha hecho reír hoy. Un beso 😘