jueves, 19 de enero de 2017

EL MOMENTO "ME HAN HACKEADO EL TELÉFONO" DE LA SEMANA


CODY CHRISTIAN es muy muy famoso en Estados Unidos por ser uno de los protagonistas de la serie PRETTY LITTLE LIARS que lleva varias temporadas petándolo con la audiencia adolescente. Y ayer, Cody perdió esa imageninocente y angelical porque parece que alguien le ha hackeado el teléfono y ha publicado unos vídeos donde Cody sale dándole a la zambomba. Ustedes entienden. Esto es Estados Unidos ha sido un escándalo de agárrate y no te menees. Y yo no lo entiendo. Me parece una violación de la intimidad de cualquier persona, pero escandaloso no es. ¿Conocen ustedes a alguien que no se masturbe? Pues eso. Pero resulta que varios digitales americanos ya publican que Cody podría perder el apoyo de varias marcas por las imágenes difundidas. Y esto me parece un acto de hipocresía pasmoso.

miércoles, 18 de enero de 2017

SE SOLUCIONA EL MISTERIO DE LA MUERTE DE CARMEN DE MAIRENA


Lo primero de todo: CARMEN DE MAIRENA ESTÁ VIVA.

Y menos mal porque anoche me llevé un disgusto muy gordo por culpa de Dinio que lo confirmó en su cuenta de Twitter. Por segunda vez, que Dinio "ya le mató" hace unos años. Y hoy, el actor porno ha tenido que disculparse en redes sociales explicando que un conocido periodista (del que no quiere dar el nombre...ejem) se lo confirmó por teléfono y por eso el se creyó la noticia. Carmen sigue viviendo en una residencia donde está bien atendida (según me han contado algunas personas que sí saben de su estado actual) peor me dicen con tristeza, que su cabeza ya no es la que era. 

Pues ahí lo tienen.

MALAS NOTICIAS PARA CHICOTE


La cosa tiene muy, muy mala pinta. 23 restaurantes se han unido para llevar a Alberto Chicote delante de un juez. Dos propietarias de restaurantes (una gallega y la otra de Zamora) podrían haber sido las que hubiera empezado a ponerse en contacto con otros presuntos agraviados por Chicote. En concreto se acusa al programa de ser poco menos que un montaje, que se deja a los propietarios de los restaurantes por los suelos y que presenta al cocinero como un salvador que en realidad, podría no serlo.
Otros propietarios de un bar de la zona norte de España serían presuntamente otros decididos a cargar contra el cocinero y hablan de un contrato leonino que no les queda otra remedio que cumplir si no quieren verse arruinados para siempre por la indemnización que deberían pagar al programa. A día de hoy no hay una demanda interpuesta pero los presuntos afectados planean además, denunciar a la cadena y a la productora. El drama está servido.