jueves, 24 de septiembre de 2020

REVISTA HOLA: RICAS E INMUNIZADAS

 


Muy buenas. Por decir algo. Porque entre el Covid, y que hemos pasado del calor extremo a las tormentas tropicales en Madrid, tengo la cabeza peor que de costumbre, que ya es decir. Mi kiosquera hoy estaba muda y claro, yo he aprovechado para pasarle por el morro la portada de Irene Montero en Vanity Fair. Mi kiosquera piensa que ella tiene derecho hasta a ser modelo de las cremas del LIDL si le da la gana y yo le he dicho que sí, pero que menuda rapidez en pasar de la barricada al traje chaqueta de señora bien de toda la vida. Me imagino a las vecinas del Barrio de Salamanca prendiendo fuego a todo lo beige que tengan en casa en plan protesta estética negacionista.

 

Total, que ya estoy aquí dispuesto a comentarles todo lo que no necesitan saber cada semana de su revista favorita. ¿Hay Photoshop extremo? Si. ¿Hay una casa horrenda? Pues también. ¿Qué cualquier día me meten una querella que me dejan tieso? Pues puede ser, pero yo, con que ustedes pasen un ratito a gusto riéndose de gente que no sabe lo que es un recibo de la luz, me doy por satisfecho.

 

Vamos al lío. Pasen y lean.

 

A ver que estamos bajando el listón muchísimo. Hoy les enseñamos la casa sevillana de un señor que se llama Kip (como el coche fantástico) y que era el florista de Lady Di. Lo escandaloso del asunto es que Kip sea heterosexual. ¿Esto no es intrusismo y apropiación cultural? ¿Un florista hetero? ¿Qué va a ser lo próximo? ¿El remake español de 50 sombras de Grey con Nacho Duato? En fin. La casa es bastante random, con mucha columna y así, que algún día alguien nos tendrá que explicar la puta obsesión con las columnas de la gente con dinero. Y el verde botella, que hasta que no pones hasta el techo de tu casa de verde botella, pues como que no eres rico del todo. La decoración está entre el “me masturbo viendo catálogos de Laura Ashley” y el “Jara y Sedal” de toda la vida. Un rollo. Mucho libro (de fotos, que las ricas no leen), mucho cojín colocado discretamente, palmeras como para montarte un loropark en el salón y la mujer de Kit, absolutamente sorprendida en todas las fotos con la misma cara que tenía Ana Rosa Quintana hace 4 temporadas. Porque otro día tenemos que hablar de Ana Rosa y sus looks faciales que a fantasía a ella no le gana nadie. Seguimos.

 

Una princesa inglesa que no puede ser más “quinta línea de sucesión” se ha hecho unas fotos en plan lesbiana con carácter porque se ha apuntado a militar y ella sale de camuflaje hasta el moño, comiendo en un barracón y abrazada a una metralleta en plan “a ver si tienes huevos de volver a Inglaterra, Meghan Markle que te estoy esperando para hacerme una trinchera con tu cara”. Ese rollo.

 

SHAILA DURCAL ha vuelto a España a vivir. Guau. Sí, por favor dejen de aplaudir de la alegría. Lo bueno del reportaje no es que parezca que Shaila se haya caído por las escaleras de un Punto Roma y se haya ido agarrando a prendas. No. Lo bueno es porque ella cuenta que perdió medio dedo porque resulta que tiene dos pastores alemanes que estaban un día discutiendo y ella en plan “Ana de las tejas verdes” fue a separarles y uno de ellos se mosqueó tela y eso, que le arrancó medio dedo. Esto lo cuenta ella en la página 23, sonriendo y apoyada contra un arbusto. En las fotos también sale su marido, que se llama DORIO (superen eso) y la hija de su marido que se llama Aitana y es como Chabelita pero con cuello. Fabuloso todo.

 

A las ricas no les afecta el Covid ni nada que se le parezca. Digo esto porque una marca de joyas ha hecho una fiesta en Roma y sale Nieves Álvarez abrazada a media fiesta, sin mascarilla y rivalizando en relumbrón con Naomi Campbell, que ha ido sin sujetador, sin gel hidroalcohólico pero con peluca y unos pómulos nuevos. Naomi ya es el eslabón perdido entre gata del Himalaya y persona.

 

ANDRÉS VELENCOSO se ha echado otra novia y no eres tú que tiene pinta de ser muy maja y le come la boca en la calle a lo loco con la mascarilla en la barbilla porque, de nuevo, cuando eres famosa no hay virus que valga, excepto si eres Carmen Borrego que eres un virus en ti misma.

 

ENRIQUE PONCE se ha ido con la rubia del Insti a pasar el fin de semana para celebrar que ella se ha apuntado para estudiar abogada y que van a vivir juntos en Madrid. A ver cómo se va a poner Enrique cuando ella ponga posters de los ELITE en el salón al lado de las cabezas de toros.

 

AL LORO CON ESTO...


ACOJONANTE

Sale una modelo que es un manojo de extensiones y fundas dentales diciendo que ha escrito un libro ella sola. Más pasmoso que esto no se puede. El libro se llama Pura Vida y ella cuenta lo durísimo que ha sido todo para ella en la vida porque a Madre Coraje no le va a ganar ni Belén Esteban. En serio, de traca.

 

LOS REYES han ido a la ópera. Han ido todas vestidas como para una coronación hace dos siglos menos Letizia, que sigue mandando mensajes encriptados, porque ha ido de ROJO d ellos pies a la cabeza y con vestido que puede llevar hasta yo para ir a por el pan. Todas las ricas con mascarillas de marca y Letizia con una de 0’95 en la farmacia. Es que me meo.

 

El titular “DOÑA SOFÍA VUELVE AL TRABAJO” es a la vez, lo más macabro y divertido que van ustedes a leer en toda la semana. En otro orden de cosas, me haría mucha ilusión que mandáramos a Corinna a Eurovisión. Si lo piensan, en este país nadie ha cantado como ella.

 

TITA THYSSEN, musa del ascensor extremo y el peinado casero, se ha montado un chaletazo en Andorra y se ha hecho un reportaje con sus dos gemelas que cada día están más amish. La casa es guay y hasta tiene una piscina donde Tita, la reina del confort, ha puesto dos cocodrilos fosforitos a tamaño natural.  Ella posa con los cocodrilos mientras las gemelas aparecen al fondo encerradas en una sauna que no funciona. No es coña. La foto de la página 57 es para mear y no echar gota. Tita nos informa (con moño informal) de que las niñas no saben que van a estudiar pero que por sus cojones van a ir a la universidad y que ella les está inculcando el amor al arte como a Borja. Viendo los resultados con Borja, más optimista que Tita no se puede. Una de las gemelas tiene una pinta de buena chica y de trabajar en una ONG que es una maravilla. La otra en cuanto conozca a Froilán lo va a flipar. Ustedes entienden.

Mención especial para la foto en la página 63 donde las tres hacen como que toman el té en… tazas vacías. Toma ya.

 El HOLA habla del regreso de Blanca Suárez y yo me pregunto a dónde se había ido porque ni idea. El caso es que Blanca ha regresado con 14 kilos de Photoshop en la cara, un vestido de volantes y moño de mercadillo. Qué bien.

 

Casi al final hay un reportaje donde salen 7 INFLUENCERS y como no sabe qué hacer con ellas y en el colmo de la foto fantasía, les han hecho fotos en una biblioteca. Sí. Unas influencers en una biblioteca. Es que no puedo parar de reír. Por llamarles, les llaman hasta emprendedoras y creativas. En serio, estoy llorando. El perro me mira raro. Y al loro porque en la revista lo arreglan con textos como “Claudia Peral adora los zapatos y su tendencia para este otoño son los colores neutros”. Miren que yo no soy Leticia Dolera, pero ¿esto no es reducir a una mujer a unos clichés más propios de los años 60?

 

Total, que nos vamos ya a los HOLICONSEJOS de otoño y este año la que maneja el cotarro en la hija de Cindy Crawford que se llama como yo le hubiera llamado a Carmen Borrego: KAIA.

Total, que Kaia te recomienda que lleves pantalones de campana, chaquetas 14 tallas más grandes, capas de tuno , gafas de sol hasta dentro del supermercado y bolsos del Ale Hop de tu barrio. Completa el look con cara de que todo el mundo te parece pobre.

 

Y por si ya es usted tonta perdida y necesita que se lo digan todo, el HOLA le cuenta las claves para ir vestida ideal que se resumen en:

-Ponte abrigo que es otoño

-Vístete de gris que es otoño

-Usa cuero que es otoño

-Si llueve ponte botas de agua

-Si hace frio, ponte jersey y bufanda

¿Qué loco e inesperado todo…no?

 

Pues nada amigas, que ya hemos echado el rato.

Les agradezco mucho si me comparten la columna en sus muros de Facebook y sus historias de Instagram, que uno no es nadie sin su público y que a ver qué hacemos mi kiosquera y yo sin ustedes.

 

Por favor, cuídense, no se olviden de la mascarilla y la distancia social porque, siendo sinceros, NO QUEREMOS QUE NOS ABRACE TODO EL MUNDO.

Besis.

 


 

 

viernes, 18 de septiembre de 2020

JOSELITO: CON J DE JEDET


Ayer tuve la oportunidad de ver en el cine el tercer capítulo de VENENO, la serie de los Javis que tiene a medio país revolucionado. Ustedes saben que yo, en mi blog, soy dolorosamente sincero, pero es que yo he venido aquí a decir lo que pienso y no a hacer necesariamente amigos. Sigan leyendo que les cuento más.

 

Después de la explosión técnica del primer capítulo y la emoción extrema del segundo, de repente el tercero (a priori) se me quedó un poco corto. Ya saben esas cosas de las expectativas. Sin embargo, esta mañana me he levantado absolutamente convencido de que es el mejor capítulo hasta ahora.

En “Acariciame” no hay algo tremendamente vistoso que contar como pasaba en el inicio de la serie. Eso lo hace el más complicado de todos. Porque en los dos primeros capítulos vemos a una Cristina mujer y a una Cristina niño. Sin embargo, aquí se habla de lo más difícil de todo en cualquier narrativa: la transición. Porque este capítulo comienza (SPOILER) con Joselito y termina (casi) con Cristina. ¿Y en qué se sostiene la magia? Pues miren, en la sobrebia interpretación de una señora que se llama JEDET.

No conozco a Jedet de nada ni me he tomado un café con ella en la vida. Miento. La actriz entrena en mi mismo gimnasio y una vez me fijé en ella porque resulta que cuando yo era un niñato me ponía muy cachondo Estefanía de Mónaco y cuando me crucé a Jedet entre mancuernas, me recordó mucho a ella. Imposible no fijarse.

La interpretación de Jedet es un tour de forcé. Una actriz en un papel que (evitando los lugares comunes) podría ser una mirada atrás para ambas. Para Cristina y para Jedet. Y es que la actriz no tiene en este debut frases míticas de Cristina a las que agarrarse ni estilismos grabados a fuego en nuestras retinas. Que no se me enfade nadie que lo de Daniela Santiago e Isabel Torres es de premio, pero lo de Jedet me ha parecido infinitamente más complicado. Su interpretación está en los ojos, y eso es complicadísimo. No hay fuegos artificiales. Jedet es el lado oscuro del camino de Cristina. El descubrimiento. La crisis de identidad. El intuir que ella es lo que sería. Y contar eso con los ojos me parece una proeza. Y un regalo para el espectador.

Espero que Daniela, Isabel y Jedet trasciendan a esto y sigan trabajando sin parar, por supuesto. Pero uno tiene derecho a elegir y yo quiero que Jedet me siga contando historias con los ojos, porque uno va al cine a que le entretengan, y ya si se puede, a que le dejen un poso y que todo vaya un pelín más allá.

No se la pierdan.

 

miércoles, 16 de septiembre de 2020

REVISTA HOLA: ESCALERA AL INFIERNO

 


Madre mía la resaca que tengo. Tranquilas que esta vez no es de alcohol, que ayer estrenamos la nueva temporada de MASTERCHEF CELEBRITY y ha sido el pelotazo del año. Les escribo la hoy habiendo dormido 4 horas (tengan piedad) y con una kiosquera que en cuanto ha visto la portada, ha brotado. Y yo aquí la entiendo (a mi kiosquera) porque la portada es el documento lamentable del año. Una abuela en albornoz y al lado una nieta choni maquillada como un coche de feria. Hasta ahí abajo ha ido el HOLA, una revista legendaria de ciencia ficción que ha perdido definitivamente el rumbo con esta portada y que imagínate tú la cara de Carolina de Mónaco cuando le llega la revista y ve a Lady Gaga y a una tronista usurpando el lugar de la gente bien. Más drama no se puede. Por supuesto, he estado tentado de llamar a Josie para que me explique los estilismos de las dos, pero he pasado porque yo a Josie no le quiero dar disgustos. Así que, pasean y lean y vamos a la desgracia de cada semana.

  

La cosa empieza con una casa en Segovia, porque tú puedes ser de Segovia el colmo del chic al mismo tiempo. Así que una tal Rocío (con R de Random) y una hermana suya nos enseñan esa especie de Iberostar Cayo Coco que se han montado en Segovia. Una decoración de hotel de caipiriña las 24 horas con sobredosis de todo. No les cabe ni una alfombra, ni un cojín ni una tela estampada más. Ellas, que son visionarias de morirte, creo que han querido hacer tropical la decoración castellana y mira cariño, porque pongas una kentia de siete metros al lado de un mueble de una tía abuela NO ERES MODERNA. Y del gusto que tienen ellas por los manteles tampoco vamos a hablar porque parece que en esa casa es Navidad siempre y esto es un estrés emocional solo equiparable a ver a José Ortega Cano en tanga. Más o menos. Rocío, que es millonaria y humana al mismo tiempo, nos dice que le encanta cocinar y que es muy de legumbres. Pffff.

 

Una que se llama OLYMPIA DE GRECIA y que piensa que “trabajar” es un nombre ruso, se ha ido a Venecia con su primer amor, que es un tipo muy simpático con pinta de llevarse de órdago con Froilán. Lo que va a sufrir Olympia va a ser de carcajada.

 

KATE MOSS, que era una modelo super famosa porque un día casi se esnifa a sus propios padres, sale en el HOLA vestida con una funda de edredón blanca y su hija que debe tener 15 años y sale a la calle con un vestido completamente transparente. Gracias a Dios lleva bragas, que esto es el HOLA, no el Lecturas.

 

Unos de la casa de Alba Carrillo nos presentan a su primera hija, que se llama Rosario. La abuela materna dice que la niña es guapísima y después de ver las fotos, yo pienso que como te quiere una abuela no te quiere nadie.

 

VICKY PARTY, más conocida como Victoria Federica, ha celebrado su cumpleaños con su hermano FROILÁN DISCOTECAS, su madre (una señora de la que soy muy fan) y su novio DJ que se apellida Bárcenas y un primo que tiene a su padre en la trena. Yo no sé cómo Netflix no está haciendo una serie con esto. Porque se forran.

 

Una tal LADY AMELIA SPENCER que tiene pinta de copiarle todos los estilismos y la talla de pecho a Ylenia, sale para celebrar su amor con un maromo con el que se va a casar. Les juro que es una pareja que hasta en LA ISLA DE LAS TENTACIONES, ese programa donde vas con tu novio para ver a quién se tira, quedarían poco finos. No le voy a quitar ojo a Lady Amelia porque yo creo que va a dar unos titulares que lo de Carmen Borrego (musa de la faja enteriza) va a ser una broma.

 

CHARLENE DE MÓNACO según el HOLA, ha batido un récord haciendo 180 kilómetros en bicicleta acuática. Yo lo que pienso es que quería escapar de su marido y la han vuelto a pillar. Porque en la página 47 hay una foto donde el marido la abraza y ella llora desesperada. Necesitamos camisetas con FREE CHARLENE ya.

 

PALOMA CUEVAS, que es una mujer que cada vez que abre el Instagram sufre porque lo más probable es que aparezca su marido frotándole la cebolleta a una rubia que está en COU, ha celebrado su cumpleaños reencontrándose con el susodicho. Yo esto lo disfruto mucho por dentro, pensando en esas señoras que escriben prensa femenina y que llevaban media vida diciéndonos que eran el matrimonio perfecto. Y yo tengo una amiga que dice “tienen más peligro que Ponce a la salida de un insti”. Ese es el nivel.

 

Y ahora vamos…AL DRAMA

 

TODO MAL

No hay nada salvable en la exclusiva de MARITERE CAMPOS y SU NIETA. Un escalón más abajo en reputación y popularidad. Eso, y seis mil litros de Photoshop, porque a la abuela le han borrado la cara y la nieta es una Bratz en apuros. Y voy por partes:

 

-En teoría se entrevistan entre ellas. Por supuesto, el rigor periodístico de la nieta tiene el nivel de la carrera musical de Leticia Sabater.

-Los estilismos son una invitación al suicidio. Así se lo digo. Parece que se han vestido a oscuras en un Punto Roma.

-La nieta dice que le jode haber estado confinada en agosto porque todo el mundo estaba de vacaciones. Lo de que haya tenido el Covid no importa. A ella le duelen las vacaciones.

-Al parecer, la abuela se pone hecha una sífilis con las críticas. A la nieta, se la suda todo. Bastante tiene ella con tener que arreglarse todas las noches para ir a una discoteca.

-MariTere, que no sabemos si es ella o Jane Fonda por el Photoshop, dice que no acepta el cotilleo y las cosas que no son verdad. Y lo dice mientras acaricia lo que parece un caniche homosexual disecado.

-La nieta, en la página 62 sale haciendo que cocina con unas frutas de plástico y una olla COMPLETAMENTE VACÍA.

-La nieta dice en la misma página que le ha dicho a su novio dj que cuando se forre con su primer éxito, sólo entonces, le pida matrimonio. Ella se enamora del interior. Del interior de la cartera.

-La abuela, que en la página 63 sale al volante con unas gafas que ni Ortega Cano cuando bebía Brummel, sale en plan Fast and Furious diciendo que la meta no es un hombre, si no vender un chalet que no lo quiere nadie.

 

 

Y hay más drama porque a AGATHA RUIZ DE POCOYÓ le han robado la colección y yo creo que esto lo ha hecho un grupo mafioso de gente daltónicos perdidos. Ustedes me entienden.

 

Terminamos con los HOLI CONSEJOS que ustedes necesitan porque nadie en su sano juicio quiere parecer una concejala de cultura de izquierdas y/o el peluquero de Ada Colau. Atentas a las claves semanales:

-Despide el verano como una estrella. Los looks están entre el “diosa griega que no come solido desde 1997” o el “soy el payaso de Micolor con tetas” de toda la vida.

-Tambien hay un estilismo muy bonito que consiste en ponerte una faja de toda la vida a la altura de las tetas y encima de una blusa. Si quieren que sus vecinas la odien aún más, ni lo duden.

-Y luego ya el colmo es el vestirse de colegiala. Porque en septiembre vuelve el cole y usted tiene todo el derecho del mundo a cascarse una minifalda, unas coletas y salir a la calle con una mochila a la espalda, aunque usted se llame Carmen Borrego. Da lo mismo. Es un estilismo super completo porque lo mismo sirve para ir a firmar el divorcio que para hacerle un striptease a ese vecino que tu marido no sabe que visitas.

 

Así terminamos.

Si he ofendido a alguien, pues qué le vamos a hacer, debe ser por las horas de sueño que me faltan. La semana que viene más, y probablemente peor.

Les quiero.