martes, 27 de junio de 2017

LA GRAN SORPRESA DE ROSA LOPEZ




Anoche se estrenó SOY ROSA, el reality de Rosa López que venía precedido de una campaña mediática sin precedentes. Si no ha visto usted las promos debe ser que ha estado de vacaciones en Marte. Paradas de autobús, video walls, banners en todas las webs televisivas, carteles y una promo online alucinante. Es decir, así se promociona un programa en condiciones. Y quien siembra... recoge.

No conozco aún los datos, pero les aseguro que es un exitazo para Ten, el canal que lo emite. Los internautas tenían ganas de Rosa y la auparon al olimpo del trending topic donde se mantuvo toda la emisión. Pero ¿mola el reality? Ya saben que siempre les soy sincero: el formato es impecable y pocos peros se le puede poner. La edición es sobresaliente y hasta los títulos de crédito están cuidados. Es un factual muy bien grabado (bravo por ese sonido) y el cuidado que se ha puesto para humanizar a Rosa, que ya de por sí es muy humana, se nota en cada plano. Mención especial para ese CARPOOL KARAOKE que Rosa se marca con sus invitadas al ritmo de las canciones más famosas de OT. Y aquí empiezan los peros. Si durante una campaña magistral nos hemos cansado de leer que NO es Rosa de España ni la triunfita... ¿eran necesarias las presencias y músicas de Geno, David Bisbal, Fórmula Abierta o el "selebreision"? ¿era necesario volver a hablar de su nutrición? Ojo, que esto no es malo y observando las redes los fans de la cantante no podían estar más felices. Pero hay algo en el discurso de Rosa que sorprende. Sigue estando comedida, todos sus totales a cámara parecen demasiado aprendidos y le falta, quizá, un pelín de frescura. Nada grave teniendo en cuenta que ayer se vieron los dos primeros capítulos y falta por ver el grueso del reality. SOY ROSA ya es un éxito y es una buena noticia para una televisión demasiado envenenada de personajes agresivos que viven a gritos. SOY ROSA es un bálsamo en el mundo del reality y eso, queridos lectores, es bueno. Otra tele es posible y quizá el éxito de SOY ROSA sea la prueba. No soy yo mucho de realities pero la semana que viene lo volveré a ver. Y de eso se trata al final ¿no?

3 comentarios:

Reme Ballesteros Bolinches dijo...

Pues si lo he visto por las paradas pero no sabía de que iba, los reallitys no son para mí independiente de la temática o de la persona en cuestión, si fuera por mí la audiencia pinchaba...


Besos

Anónimo dijo...

Un 0.9% de audiencia para un tdt no es éxito. Rosa sigue sin ser promocionada debidamente. Tienen que llevarla a programas y darle más presencia en los medios

Iraide Jimenez dijo...

Lo que aa conseguido rosa ayer es un exito me alegro por ella se lo mmerece es unica