lunes, 13 de febrero de 2017

UNA BRUTAL AGRESIÓN QUE NO VA A QUEDAR IMPUNE


3 años de cárcel y una multa de 45 mil euros es lo que ha pedido la Fiscalía para este salvaje que reventó a una chica en Barcelona mientras sus amigos lo grababan en vídeo. Y esta vez, la cosa parece que funciona, porque además se ha pedido la misma pena para el retrasado que grabó el vídeo.



Y me parece poco. Una persona que se comporta así es un animal, un sinvergüenza y un de todo. La chica humillada ha solicitado además (no me extraña) una orden de alejamiento de estos salvajes. Hay que recordar que este agresor, además es un cobarde y sólo se personó en comisaría un día después de que fuera identificado por gente en las redes sociales. Ya ven que valiente.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Poco me parece. Tanto de dinero como de pena de carcel.

Anónimo dijo...

Monstruos, solo eso define a estos especímenes. Monstruos sin respeto ni empatia por los seres humanos que ellos consideran inferiores: mujeres, pobres, empleados subordinados, etc... y los consideran , objetos de su diversión y desahogo, para sentirse superiores.