martes, 14 de febrero de 2017

PAULA VÁZQUEZ ESTÁ HARTA


Y no es para menos. Ríos de tinta (digitales) han corrido en las pasadas semanas hablando sobre el "nuevo aspecto" de la presentadora. Una mujer que, me consta, no puede ser más encantadora y que en su vida se ha metido con nadie. Entonces ¿de dónde viene este despropósito? Pues principalmente, de las ganas de gresca, de la poca educación y de las ganas de joder. Porque Paula Vázquez no es Mickey Rourke, no me jodan. Y ella, que a pesar de todo sigue siendo elegante (yo no lo hubiese sido tanto) ha publicado esta maravillosa respuesta en su Instagram.


2 comentarios:

Jai dijo...

Pues será todo lo elegante y buena gente que tú quieras, y yo te creo, pero en esa foto "con la cara lavada y recién peiná" que dice ella, se nota más que nunca que se ha operado de todo. La nariz, hace tiempo. Ese morrito no es natural, ni es el suyo. Y tiene la cara hinchada. No sé si es ácido hialurónico, la regla o la menopausia. Pero esa no es su cara de siempre.
Y no es envidia, es simple constatación.

Darcy dijo...

Lo de Paula me parece tan injusto. Su simpatía y buen hacer necesitan un programa ya.