martes, 14 de febrero de 2017

EL YOUTUBER RESET IMPUTADO


Le dio a un mendigo un paquete de galletas rellenas de pasta de dientes. Lo grabó y lo colgó en su canal de Youtube. Y hoy la broma ha empezado a salirle cara.

Después de CARANCHOA, que ya es sólo un mal recuerdo y apenas existe en la red, le toca el turno a RESET, exponente de una generación de youtubers que han pensado que para destacar en las redes lo que había que ser era lo más mezquino posible. Tan mezquino que se negó a declarar en comisaría y por eso ahora tiene que hacerlo delante de un juez. En concreto está denunciado por  un presunto delito de trato degradante y menosprecio a la dignidad y la integridad moral de una persona en riesgo de exclusión. ¿Se hará justicia esta vez?