miércoles, 1 de julio de 2015

EL HORROR DE LOS HORRORES

Hay gente que está muy loca, pero lo de este muchacho brasileño inyectándose una sustancia en el cuerpo es de traca. Miren el cambio y griten. Por cierto, han estado a punto de amputarle los brazos.