jueves, 26 de julio de 2018

REVISTA HOLA: COSAS DE LAS QUE ME NIEGO A HABLAR


No se crean que es una excusa, aunque también. Pero es que las del HOLA han batido el récord mundial de ser vagas publicando el número menos interesante de su historia. Hay más drama, más escándalo y más enjundia en un catálogo del Leroy Merlin que en la revista de esta semana. Por lo tanto hoy les enumero, las cosas de las que me niego a hablar, así en plan monográfico.

No se pierdan mi Instagram estos días que estoy yo muy subidito venga a publicar estilismos y fotos con las tetas al aire. Este veranito voy a estar muy activo y les voy a poner fotos desde un sitio muy secreto al que me voy. No se pierdan mi verano haciendo click AQUÍ

Me niego a hablar de ricos enseñando sus casas. En serio. Un solo jarrón chino más, un dorado más o una piscina infinity más y me subo a una azotea con una escopeta y un disco de Marta Sánchez.

Me niego a hablar de la familia LO MÓNACO, que en realidad son más vagos que la chaqueta de un guardia y sólo se alimentan de canapés en las fiestas a las que van. 

Y por supuesto, me niego a hablar de CARLOTA DE LO MÓNACO, ese ser que se enamora (y se embaraza) cada cinco minutos y siempre tiene cara de haber salido de casa dejándose un grifo abierto a propósito. 

Me niego a hablar de "modelos" que en realidad, sólo son hijas de famosas que están delgadas. Modelos que no han desfilado más allá de Andorra en su vida. Modelos de Instagram. Y es que ser famosa en Instagram es como ser rica en el Monopoly. No lo olviden.

Me niego a hablar de PAULA ECHEVARRÍA que va pintada como un coche a la playa y siempre tiene esa actitud de cajera de supermercado a la que le ha tocado la Bonoloto y se cree mejor que tú. Que probablemente es mejor que tú y la pobre no tiene la culpa de nada, pero es que aquí somos Team Busta y ya.

Me niego a hablar de gente como Genoveva Casanova y Jaidy Mitchell, a pesar de que hayan demostrado a la biología mundial de que se puede tener menos actividad cerebral que una medusa en Benidorm. 

Me niego a hablar de la familia real inglesa, de Meghan Markle (yo follo) y Kate Middleton (yo hago el amor).Las del HOLA viven una desgracia muy grande porque para hablar de la Familia Real española, tendrían que abrir una sección que se llame "Crónica de prisiones" y por eso nos bombardean con los ingleses, los holandeses y cualquier señora mayor con corona que no ha pegado un palo al agua en su vida. 

Me niego a hablar de MAR FLORES y su otra vez novio multimillonario con yate, porque en realidad a mi Mar me cae de perlas y además tiene su propia línea de velas aromáticas, que es una cosa que Preysler no ha tenido nunca. Además, Mar se puede poner un vestido de ganchillo y no parecer un tapete a la fuga.

También me niego a hablar de AGATHA RUIZ DE POCOYÓ porque soy muy fan y tiene un novio chatarrero que le ha regalado por su cumpleaños un unicornio gigante de plástico y esto me da una envidia que no se imaginan. 

También me niego a hablar de MARTA ORTEGA (Doña Zara) porque la mujer llega a ser más aséptica y tendría que ir por la vida metida dentro de un quirófano portátil espantando infecciones. Siempre guapa, siempre correcta, siempre con ese despeinado, miran no. Hasta que Marta no tenga un grano, aquí no se habla de ella.

Me niego a hablar de TERELU, porque es un personaje que adoro y yo lo único que quiero en la vida es que se ponga buena del todo para poder seguir comentando esos estilismos lentejueleros imposibles. Team Terelu tol rato.

Me niego a hablar de LOS MARQUESES DE GRIÑÓN porque si de verdad digo lo que pienso de ese señor de 137 años y su novia de menos de 40, me caen 25 querellas y me cierran esto.

Me niego a hablar de Elsa Pataky porque no saben ustedes lo que es estar soltero como yo y tener que ver en 20 páginas lo feliz que es ella con ese culo perfecto y ese marido que es Thor. El perro me dice que como le traiga uno como Thor a casa que emigra. Vamos, un drama.

No pienso a hablar de PILAR RUBIO porque desde que presentó aquella edición de OPERACIÓN TRIUNFO con corsés de lentejuelas, no me he podido quitar el trauma. 

Y para terminar, me niego a hablar de LA REINA LETIZIA porque bastante tiene al mujer con salir a la calle y que las vecinas no le frían a preguntas sobre:
-Las pilinguis del suegro.
-El cuñao en la trena
-La suegra que no puede con ella
-El compi yogui
-Las charlas de Corinna

O sea, que les espero la semana que viene, que les escribiré desde un sitio secreto de España.
No se pierdan las crónicas veraniegas que a mí el calor me deja más lelo que lo que estoy y a ustedes esto les encanta. 
 

No hay comentarios: