miércoles, 27 de junio de 2018

UNA ACLARACIÓN (DESGRACIADAMENTE) NECESARIA

La semana pasada falleció el grandísimo artista (y amigo de este blog) EDU DEL PRADO. Su muerte nos cogió por sorpresa y nos dejó el corazón roto. Las primeras informaciones apuntaban a que fallecía tras intentar luchar contra una larga enfermedad. Al ser Edu gay (nuestro pésame más sentido a su marido y su familia), las desgraciadas especulaciones tardaron minutos en surgir en foros y redes sociales. Parece ser que cuando un hombre es homosexual, sólo puede fallecer a cusa del VIH, parece que un hombre homosexual no puede fallecer de una leucemia, un cáncer o un lo que sea. El estigma sigue vivo. Y es una situación desgraciada e injusta. Cualquier enfermedad es una desgracia y nunca jamás se debería estigmatizar a un enfermo, tenga la enfermedad que tenga. Por eso la familia del artista ha utilizado su Instagram para aclarar las causas de su muerte. El verdadero dolor debería estar siempre en la pérdida de una persona con tanta vida y tanto talento, nunca en cómo se ha ido. 



No hay comentarios: