viernes, 5 de mayo de 2017

LA MADRE DEL CORDERO (MUSCULOSO)



¿Cambiame VIP? Pues miren, no. El cambio más espectacular de la década es el de JULIÁN CONTRERAS que es un hijo de Carmina que escribía libros profundos y vivía constantemente como el alma en pena de una señora viuda de 68 años. Eso por no hablar del vestuario, que a su lado Bertín Osborne es punki. Pero de unos meses aquí, resulta que Julián se ha metido 14 horas al día en el gimnasio, se ha currado un cuerpazo que se van a desmayar ustedes y no para de hacerse fotos en pelotas. Y ayer celebró su primer selfie en el baño y la gente además de en el cuerpazo no ha podido evitar fiijarse en el paquetón. Yo les pongo la foto y ustedes se desmayan y opinan al mismo tiempo.


2 comentarios:

ISABEL SANCHEZ GONZALEZ dijo...

pero el pobre es tan cursi que no tendrá ni pizca de morbo!!!

ISABEL SANCHEZ GONZALEZ dijo...

alguien que dice: "EN LOS ALBORES DE MI JUVENTUD" no te puede poner!!!