miércoles, 8 de marzo de 2017

MERCEDES MILÁ NO ESTÁ BIEN DE LO SUYO


Hay personajes que tienen un ocaso triste. Y este puede que sea el caso de MERCEDES MILÁ, que la semana pasada hizo el ridículo de su vida en el programa de Risto Mejide. No se enteró de que lo que pasaba a su alrededor, con lo lista que es ella. Fíjate.

Lo primero de todo. No me quiero ni imaginar lo que pasaría si un señor le dice a una señora en la tele "estás gorda". Me imagino a todas las federaciones de feministas españolas pidiendo la cabeza de ese señor. Y a los de los trastornos de alimentación. Y a las de las tallas grandes. Pero como ha sido Mercedes Milá, esto se va a quedar aquí. Y lo curioso del caso es que encima, no tiene razón. Esta historia (la enzima prodigiosa) de la que habla ha sido desmontada por varias eminencias a lo largo y ancho del planeta. Pero ella se quedó en el "estás gordo". Y claro, el ridículo es infinito. Sobre todo viniendo de una periodista que mantiene cruzadas a diario con todo lo que no le gusta. El tabaco, las redes sociales, los libros. Lo que sea. Y es que el activismo de Milá es cansino, es agresivo y es incómodo de ver. Cuando alguien, en un debate sobre alimentación empieza con un "estás gordo" la verdad es que vamos muy mal. Pero al parecer, esto es lo que te pasa cuando te has pasado media vida presumiendo de ser una pionera del intelectualismo y, en realidad, lo que has hecho y por lo que vas a ser recordada, es por haberte pasado media vida presentando Gran Hermano.

2 comentarios:

Marisé dijo...

Totalmente de acuerdo. Muy bien explicado. Suscribo hasta las comas, y que conste que esta mujer me gustaba mucho, pero de eso hace muchos años. Lástima....

Sara dijo...

Me gustaba,pero ya lleva años pasada de rosca.Quiza confundió al bioquímico con un concursante de GH,que la tenía que aguantar por necesidades del guión (y del sueldo).Un ridículo espantoso.