lunes, 6 de febrero de 2017

LA FAMILIA DE RITA BARBERÁ, CONTRA LAS CUERDAS


Ayer, el periódico EL MUNDO desveló que RITA BARBERÁ habia muerto como consecuencia de una cirrosis. Una terrible enfermedad que afecta al hígado y que un gran número de pacientes (aunque no todos) sufren por problemas derivados del alcoholismo. Por supuesto nadie se atreve a afirmar que la ex alcaldesa fuera alcohólica aunque en las redes ya mucho antes de su fallecimiento se especula con el asunto. De hecho, cuando pronunció aquellas palabras sobre "el caloret fallero" fueron miles los tuits que afirmaban que se había pasado con los gintonics, aunque nunca se supo si esto es así.
Y hoy las redes han estallado contra la familia de Rita Barberá. La misma familia que afirmó que había muerto por la presión a la que le habían sometido su partido y los medios de comunicación. Con los datos de la autopsia en la mano, la gente no se ha cortado un pelo y le ha querido dejar bien claro a la familia que la única presión que sufrió Rita fue la del hígado y ninguna otra, si encima tenemos en cuenta que se ha filtrado a la prensa que la noche antes de su muerte había pedido whisky al servicio de habitaciones del hotel donde se hospedaba, algo completamente insolito para una enferma de cirrosis.