lunes, 5 de diciembre de 2016

LA TRISTE HISTORIA DE NADIA


Probablemente han escuchado ustedes es los últimos días hablar de una niña que se llama NADIA NEREA y de la que se nos ha contado que sufre una enfermedad rara y letal. Su padre se ha paseado por todos los medios de comunicación que ha podido relatando la odisea de un padre y una hija por un montón de países buscando a médicos que pudieran curar a su hija y salvarle de una muerte segura. Y siempre que aparecían, aparecía un número de cuenta.

Numerosos famosos, desde Iker Jiménez a Susanna Griso o Jordi Évole se hicieron eco y utilizaron sus programas y redes sociales para ayudar a este padre coraje. Pero la realidad es mucho más turbia. Se ha destapado el pastel después de que hayan recaudado más de 135.000 euros y nadie ha encontrado una sola prueba de que la niña haya estado en ninguno de los hospitales que dice el padre (ni aquí ni en Estados Unidos) y resulta que la enfermedad, aunque es rara, no es tan rara. De hecho es una enfermedad que pasados los diez años, no tiene mortalidad. Y esta mañana han empezado a salir detalles de la vida del padre que hacen pensar que podría ser una pieza. La familia ha dicho que devolverá el dinero donado a quién se lo pida pero aún así, todo es un bochorno y una vergüenza como no se veía en años.