jueves, 29 de diciembre de 2016

EL ÚLTIMO TATUAJE DE KIKO RIVERA


De desmayo. Esto ya es de desmayo. Miren que hemos tenido desgracias a cascoporro este año y esta es una más. Porque después de tatuarse el ojo de su hija (¡oh, qué original!) en una mano, ahora Kiko Rivera, de profesión "comerosquillas a tiempo completo" resulta que se ha tatuado a él mismo en brazos de su padre con la bonita frase "tu alma vive en mi". En serio ¿este chico no tiene amigos que le comenten el disparate en que se ha convertido su vida? Gracias a dios que no se ha tatuado la cara de su mujer, porque imagínense en un par de años un tachón en ese cuerpo jota. Sí, yo también e he estremecido al pensarlo...