martes, 27 de diciembre de 2016

DAVID BISBAL, VÍCTIMA DE UN CHANTAJE


Hay mucho cabrón suelto por ahí. Las cosas como son. Y el último en sufrir los efectos de uno de estos seres ha sido David Bisbal. Y la historia ha terminado en los tribunales. Se lo voy a intentar resumir de manera sencilla:

Bisbal tenía un número de teléfono y lo dio de baja. La compañía, a los dos días se lo dio a otro cliente. Este cliente empezó a recibir mensajes, llamadas, fotos y documentos de personas que pensaban que ese teléfono seguía siendo propiedad del cantante. ¿Qué hizo el dueño del teléfono? Amenazar e intentar extorsionar a Bisbal por e mail contándole la información que estaba recibiendo gracias a suplantarle la identidad en el nuevo teléfono.
El juicio se ha celebrado y el capullo al que se le ha ido la mano ni siquiera se ha presentado. Y le puede salir caro ya que además de una pena económica por daños y perjuicios, se solicitan nueve meses de prisión. Les contaré como termina esto... pero hay que ver cómo está el patio.