viernes, 18 de noviembre de 2016

Y HOY EN LA SECCIÓN "SE ME HA IDO LA MANO CON LOS RETOQUES"...


Fue un sex symbol en los 80 y 90s. Las mujeres se lo rifaban. Y protagonizó la cinta más caliente de por aquel entonces que se llamaba 9  SEMANAS Y MEDIA, algo así como el 50 SOMBRAS DE GREY pero en mejor película y con Kim Basinger de compañera. Y de repente...

De repente se le fue la olla del todo. No supo asimilar ni el éxito ni su propia belleza y se dedicó a ser boxeador, abandonando temporalmente el cine. Y así está ahora después de haberse hecho en la cara absolutamente de todo. Es desolador ver a MICKEY ROURKE, un actor con un talento increíble convertido en esto. Y asusta. Lo único decente que le ha quedado es la camiseta, que mola todo.