miércoles, 16 de noviembre de 2016

REVISTA HOLA: POQUER DE REINAS




Abróchense los cinturones. Apriétense la braga faja. Mi kiosquera estaba con la mano temblorosa y los ojos húmedos cuando me ha dado el HOLA esta mañana. Y no es para menos. Algún día, cuando en el futuro se estudien las patologías psiquiátricas femeninas en las universidades de Criminología, el HOLA de esta semana será como el Santo Grial. Hay tanto que comentar que no sé por dónde empezar. Qué coño… claro que sé por dónde empezar. ¿Estamos todos? Pues bienvenid@s al manicomio, que lo de esta semana va de señoras a las que les han cambiado la medicación.

EL CASOPLÓN
Les presento a LILLY WITTGENSTEIN, una princesa alemana que es como la versión RyanAir de Sharon Stone. Rubia, tipazo, alta, con un vestuario exquisito y una sesión de fotos que hace que Hannibal Lecter parezca la cordura y la estabilidad emocional hechas carne. Lilly tiene un palacio lleno de doraos, de jardines imposibles y de hijos con pinta de que les han obligado a vestirse bien para la foto. Lilly sale en todas las fotos a carcajada limpia como diciendo “Ay va la hostia como mola estar forrada”. Lilly vive en una carcajada e incluso hay una foto en la que se agarra el cuello ella misma como queriendo estrangularse sin dejar de estar guapa. Lilly es una mujer preparada, dice que ha luchado por la igualdad intelectual de las mujeres y por lo tanto, porque a ella lo que más le importa en el mundo es lo intelectual, se habla el reportaje hablando de la pasta que le han dejado sus padres, de su ex marido, de vestidos de más de seis mil euros y de que se vuelve loca por los vestidos de noche. Efectivamente, en las fotos no aparece UN PUTO LIBRO. Lilly es como esa mujer que ustedes se la encuentran borracha en una boda y piden una orden de alejamiento a una cuñada. Ese rollo.

CAYETANO DE IRUJO ha ido a un acto oficial con su nieta novia a la que saca 139 años y a la que ha obligado a vestirse como una abuela de un barrio bueno de Granollers para ir al bingo con las amigas. Por cierto, la niña tiene un cara de after que lo flipas.

Hay un reportaje sobre JENNIFER ANISTON donde sale a carcajada limpia como Lilly (la autoestranguladora) y nos hablan de “las claves de su sonrisa”. Por supuesto, en todo el reportaje NO se dice que Jeniffer, desde que se enteró de Angelina ha dejado a Brad vive instalada en una Tena Lady porque se mea viva cada vez que se lo recuerdan. En una de las fotos sale sentada en un cajón de madera, apoyada contra una pared, en bragas y a carcajada limpia. Dan ganas de llamar al Proyecto Hombre porque o la han drogado o está muy loca.

Mezclar sangre real con sangre no real es un peligro. La prueba de ello son las hijas pequeñas de Carolina y Estefanía de Lo Mónaco, que vienen siendo un cruce entre las hermanastras de la cenicienta y Fiona la de Shrek. Solo les falta tener acné salvaje para completar el cuadro.

ALBA CARRILLO
Alba es lo que cualquier persona normal necesita para sentirse equilibrada, feliz y amada en esta vida. Porque después de leer su entrevista uno solo puede exclamar a pleno pulmón…¡QUE LA EMBORRACHEN DE LEXATINES!
Alba habla del pastizal que le quiere sacar al tenista follarín porque la ley dice que es suyo y punto. También dice que ella firmo una cosa sin entenderla, como si fuera una abuela de la preferentes. Dice que a día de hoy no entiende porqué Feliciano se casó con ella. Y Feliciano, probablemente se hace la misma pregunta. Hay una leyenda urbana que dice que si te encuentras a Feliciano por la calle y le dices “Mira, ahí viene Alba”, el tenista puede batir el récord de velocidad mundial de running urbano con obstáculos.
Alba posa en todas las fotos con cara de franquiciada de Natur House que pasa por una época de estreñimiento máximo, con el ojo apretao y la mirada perdida. La clave de todo el drama está en esta frase: “Feli me dijo que me pagaría el alquiler y los gastos durante un año”. Ahí lo llevan. Permitan que me ponga serio un momento y les diga que esto me parece un ejercicio de machismo LAMENTABLE. Alba Carrillo tiene dos manos para poner cafés en un bar, dos piernas para volver a desfilar y una boca para seguir diciendo idioteces con cheque de por medio en HOLA. Lo triste es que encima, pretenda que alguien le pague el piso. Eso no es ser una mujer moderna, perdonen ustedes. Las mujeres modernas son AUTOSUFICIENTES.

MELANIA TRUMP
El HOLA celebra como las locas que la mujer de un señor de ultraderecha sea la Primera Dama de Estados Unidos. Les da igual que tenga una fama de putacón verbenero que tira de espaldas. Melania es ultra mona, aparece sumisa junto a su marido y lleva ropa cara, lo que la convierte en una mujer perfecta para el HOLA. Lo malo es que el HOLA, en su rigor periodístico no habla de reportajes como este:



Efectivamente, menos cajera de un LIDL y bibliotecaria (por ese orden), Melania ha sido de todo. Y el HOLA dedica las siguientes páginas a fotografiar el estilazo de Melania en las propiedades multimillonarias que tiene su marido por todo USA. Melania, si lo piensan, es una especie de ALBA CARRILLO con más suerte. Y sobre todo mucho más lista. Melania no tiene una opinión, Melania tiene un armario que te cagas y se pone lo que le digan para que el abuelo que “agarra a las mujeres por el coño” le siga pagando lo que haga falta. Ya le gustaría a Alba Carrillo vivir en la caseta del perro de Melania. La nota de maldad la pone el HOLA cuando dice que Melania “desde que su marido es candidato ha renunciado a las transparencias, los escotes y los brillos” que lo mismo no hace juego con los jarrones de la Casa Blanca.

LA FAMILIA TRUMP
La foto de familia del Pato Donald es un descojone. 5 hijos de 3 mujeres distintas. Todos con un blanqueamiento dental de dejarles ciegos. ¿Y el decorado? Pues miren, la foto debería haberse llamado “¡ME ENCANTA EL ORO!¿DISFRUTO!” como dijo aquella loca que entró en Gran Hermano y se vestía de gogó para que le mirasen en su pueblo. Si ustedes ven la foto sin prestar atención, les juro que los confunden con una familia de los GYPSY KINGS, solo que estos están atiborrados de bombas nucleares, racismo, homofobia y odio. Pero ¿qué importa eso si quedan todos monísimos en el HOLA?

Seguimos para bingo. IVANKA TRUMP, la princesa de Manhattan. Hija de un especulador y una patinadora. En las fotos sale emborrachada de diamantes diciendo (con esa cara que es como si a Elsa Pataky le hubiera castigado la genética) que “dejé lo de ser modelo para trabajar en el sector inmobiliario”. En las oficinas de Vogue le dan las gracias mientras intentan contener la risa. Les dejo esta foto de Ivanka de cuando era modelo y de después. Es todo maquillaje, por supuesto. Incluso el tamaño de la nariz. Yo me la maquillo sin parar.


¿No han tenido bastante con locas alemanas, divorciadas despechadas y modelos del este que se casan con hombres peligrosos? ¡No se preocupen! Tenemos a una ex novia de Julián Muñoz para reventar el final y que esto sea una apoteosis. ISABEL PANTOJA renace artísticamente y lo hace con vestido que parece una bomba de merengue a punto de estallar. Eso, y los 283 kilos de extensiones que le han puesto. Y la cara. Que si esa cara es la Isabel Pantoja yo soy Cindy Crawford. Toda la familia ha asistido emocionada a su primer concierto. Todos emocionados menos Chabelita, bloguera de moda y catadora de gogós a tiempo completo, que sale en las fotos vestida como para un funeral y con una cara de preferir que le pongan a todo volumen los grandes éxitos de Chimo Bayo. En bucle.

Terminamos con los consejos de moda y belleza que los resumo en estos titulares:
-Ponte bota de mosquetero y que no te importe que te haga muslo jamonero.
-Vestirse de leopardo para bajar la basura es súper cuqui.
-O te rapas la cabeza o te la tiñes de “rubio polar”. El caso es parecer enferma.

Por supuesto, sigo agradeciéndoles el apoyo asalvajado a mi nueva novela que se llama UN BAILE DE MUERTE y la pueden pillar en ESTE LINK y les propongo una cosa: mándenme una foto de ustedes con el libro para que yo las pueda ir publicando en esta columna como “La lectora disfuncional de la semana” ¿Se imaginan lo que van a presumir delante de sus vecinas enseñándoles el blog y matándolas de envidia?
¡ESPERO SUS FOTOS!