miércoles, 9 de noviembre de 2016

HA MUERTO LA VENENO


Y con ella se nos va un momento increíble, desvergonzado y sobre todo libre de nuestra cultura audiovisual. Una vida trágica, intensa y grande que hoy ha acabado de la peor de las menras posibles justo en un momento en que ella estaba sintiendo el inmenso cariño que todos le teníamos. Yo, el primero,
Descansa en paz, querida Cristina.