jueves, 19 de noviembre de 2015

LA CRÍTICA DESTROZA SIN PIEDAD "OCHO APELLIDOS CATALANES"


Reconozco que disfruté muchísimo con OCHO APELLIDOS VASCOS, una película igual de maravillosa que cualquier comedia de Doris Day y Rock Hudson y con un ritmo que ya quisieran muchas súperproducciones hoy. Una película con un casting sencillamente inmejorable y un Dani Rovira de 10. Por eso me quedo a cuadros cuando leo las (casi) unánimes críticas de su secuela a la que llaman poco menos que bodrio, por decirlo finamente. Les pongo parte de algunas reseñas y ustedes me cuentan si han ido a verla y les ha gustado. Y yo que quería ir este domingo a verla...

"Y la crítica lo confirma tras los pase de prensa: el resultado es un desastre." (ecartelera.com

"La secuela 'Ocho apellidos catalanes' no convence: es sosa, se repite y ni siquiera da risa" (vozpopuli

"Carlos Boyero: "Debo estar loco porque '8 apellidos vascos' me pareció una comedia vulgar" (Cadena Ser)

"Aburrida, larga y sin gracia" (Zona ADSL TV

"La agilidad y el sentido del ritmo que Emilio Martínez-Lázaro insufló a 'Ocho apellidos vascos' (2014) brillan por su ausencia en este macroenredo atropellado" (Fotogramas)

"Ya no hay novedad, ya no cabe deslumbramiento ante la propuesta." (Cinemanía)
 

2 comentarios:

José Ramón Pérez dijo...

Me temo que la gente esperaba demasiado al igual que lo esperaba yo cuando ví 8 apellidos vascos, que sinceramente no me hizo reír mucho........Pero creo que cada uno debe disfrutar de la pelicula y que no se deje influir por las opiniones de los demás. Dani Rovira no lo hace mal como monologuista, pero creo lo de ser actor no es lo suyo......En fin....para gustos, colores.........

Acelerada dijo...

Yo es que siento que hay como un placer perverso en destrozar todo aquello de casa, y sobre todo, a todo aquel que triunfa. Debo decir que a mí "Ocho apellidos vascos" (que vi hace poquito) me entretuvo, sin más. Me pareció una película con un argumento muy ameno y gracioso aunque tampoco me hizo soltar la carcajada. Pero como no se trataba de hacer una película para los Oscar pues considero que fue un acierto. No sé cuándo podré ver esta otra y si es parecida diré lo mismo pero no entiendo que porque sea parecida haya que destrozarla y ahí es donde viene este toque castizo tan nuestro. Ese sadismo consistente en disfrutar machacando a todo lo patrio que vende. Nunca lo entenderé y además debo estar haciéndome mayor porque cada vez me entristece más. Sea como sea y aunque en tu blog muchas veces no salen publicados mis comentarios, déjame decirte que me divierto mucho contigo y que me encanta tu humor. Gracias