sábado, 14 de noviembre de 2015

#JESUISPARIS

No tengo palabras. Tengo el estómago encogido. Siento miedo. Siento horror. Siento asco. Pero sobre todas las cosas me siento desolado. La violencia nunca ha sido ni será la respuesta a nada. Y no tengo capacidad para enfrentarme a ella. Siempre me pilla por sorpresa, siempre me desarma. Y me rompe el corazón. Por ellos, por todos ellos que lo único que hacían era disfrutar de un viernes por la noche. Je Suis Paris.