miércoles, 7 de octubre de 2015

COMO UNA HOLA: EL MARIDO INVISIBLE



Les aviso que la cosa no está para bromas. Para empezar, el HOLA de esta semana es un poco coñazo que no se arregla ni con un especial “Top Looks by Chayo Mohedano”. Y encima me voy a meter en problemas. Como lo oyen. Hoy estoy más dramático que Terelu en un desfile de Violeta by Mango. Si quieren saber en qué narices consiste el drama, sigan leyendo.

EL DRAMA
Así, sin paliativos. El drama viene porque el casoplón que abre la revista es del embajador de USA es España. Y ustedes dirán ¿Qué coño de drama es este? Drama es la decoración de la casa de Rosa Benito, no estos dos señores tan elegrantes. Pero no se preocupen que encima tenemos DOBLE DRAMA. 

DRAMA NÚMERO UNO
El embajador de USA en España es homosexual (ya saben, ese rollo de "I love pilila"). Y tiene pareja. Pero el titular dice lo siguiente “EL EMBAJADOR DE LOS ESTADOS UNIDOS JAMES COSTOS Y EL PRESTIGIOSO DISEÑADOR MICHAEL S. SMITH NOS RECIBEN EN SU FANTÁSTICO ÁTICO DE NUEVA YORK”. Es decir, Michael S. Smith es el primer marido/novio/pareja invisible para el HOLA. Es cierto que luego, en letra pequeña, le llaman “su pareja”. Pero me parece de una discriminación apabullante, y mi amiga Gema Lendoiro ya me lo dijo hace poco. Los homosexuales, como unidad familiar no existimos para el HOLA. Ni de coña. Michael S. Smith es un prestigioso diseñador, pero de ahí a llamarle marido, mira, pues no. Eso sí, que un señor casado (Vargas Llosa) se esté triskando a una viuda súper alegre (Preysler) pues eso no importa. Mientras sean heterosexuales (y católicos) no pasa nada.

DRAMA NÚMERO DOS
Desde que se ha instalado en Madrid, el embajador Costos y su pareja hacen unos fiestones increíbles a los que ha asistido todo el who’s who gay madrileño. Excepto un servidor de ustedes. A la Embajada de Italia y a la de Suecia sí me han invitado, pero a la de USA, pues no. Imagínense el drama que vivo al no haberme podido hacer un selfie junto a la bandera de barras y estrellas con cara de “¡Ya no soy un wannabe!”. Ya les digo, estoy destrozado. Pero el destroce verdadero viene cuando vemos la casa y descubro varias cosas:
-Michael S Smith será todo lo prestigioso que quieras, pero la decoración de ese ático es lo que pasaría si Bárbara Cartland hubiese mantenido un romance lésbico con Laura Ashley (una loca que pone mariposas y flores en todos lados). Ese ático es la casa de la tía Paquita.
-La casa está tan llena de objetos decorativos que, en realidad parece un Chino decorado por Tita Thyssen en su época “Me encanta el oro”
-¡No tienen un perro de atrezzo!
-El embajador es un DILF como la copa de un pino. El embajador es el George Clooney de embajadorismo. Michael es más… pintoresco, capilarmente hablando.

-EVA GONZALEZ Y ANA BOYER han ido a una cena del embajador antes mencionado. Eva se ha confundido y pensaba que iba a un casting para la nueva versión de “La casa (fashion) de Bernarda Alba” y la otra ha ido con un vestido de más de 5.000 euros que le han prestado. Ir a una cena con ropa prestada es fatal. Se lo digo yo que una vez alquilé un disfraz de tirolesa para cenar con una gente del PP y no les hizo gracia.

-CRISTINA PEDROCHE nos anuncia su inminente boda y lo hace vestida de lentejuelas y con cara de asustada. Las del HOLA se están empeñando en convertir a Pedroche es una it girl y no funciona. Cristina dice que se van a casar en vaqueros y con unas zapatillas diseñadas por ella. Jajajajaja. Sólo por el soponcio que esto le ha tenido que provocar a Manolo Blahnik, va a merecer la pena. Mención aparte merece la insistencia en las declaraciones de que “yo soy una chica de barrio” pero se pasa el reportaje entero vestida de Dior, una marca que se encuentra perfectamente en cualquier Carrefour de Vallecas, en la sección textil. A ver cómo supera este momento J.Lo, otra muy de barrio también.

-Entrevista con la nueva novia española (JAJAJAJAJAJAAJAJA) de Richard Gere (el del hámster). Ella va siempre vestida de leopardo y con mucha pedrería y sorprende al mundo diciendo “Richard y yo estamos muy bien”. Y perdonen, pero eso no sorprende al mundo. “Richard se tira unos pedos que lo flipas cuando duerme” o “Le he pillado a Richard saliendo de un bar de hombres con bigote” sí sorprende. Lo otro no. Ni hablar. Por cierto, Alejandra tiene una pinta terrible de gastárselo todo en el bingo. Ahí lo dejo.

-NATY ABASCAL SUPERSTAR
Cuando en el HOLA no hay nada de qué hablar, van y le hacen una portada a Naty. Y les describo el reportaje como puedo mientras intento no ahogarme de la risa:
-Naty y su hijo Luis (al que aún no han conseguido casar con una de pasta) viven el vertiginoso mundo de la semana de la moda. Y lo hacen super peinados y con cara de que se les mete constantemente el tanga entre las nalgas. Esa cara.
-Naty no es humana. Naty es mutante. O a ver cómo me explican que sus pómulos tengan el tamaño de un piso de protección oficial en este reportaje.
-Aparentemente, nadie le ha dicho a Naty que menos pómulo y más mascarilla. Si se fijan, 9 de cada 10 escobas tienen sus pelos más hidratados que Naty. Si le dan la vuelta, pueden barrer París con ella y dejarlo como los chorros de oro.
-Naty folla (con perdón), pero lo hace en secreto, como ella explica en la entrevista.
-El hijo de Naty dice que desde el verano hace la dieta de su madre. En otro orden de cosas, es imposible encontrar un tetra brik de Don Simón en todo el Barrio de Salamanca.

-GENOBOBA CASANOVA “it girl” del nihilismo patrio es noticia porque, de momento, no tiene nada que contar. En serio. “Todo está normal y bien” es su impactante declaración al HOLA. Imagínense el titular si algún día le diagnostican hemorroides de ir tan tensa siempre.

-ISABEL PREYSLER va al cementerio en el PRIMER aniversario de la muerte de Boyer y ¡oh maravilla! había unos fotógrafos por casualidad allí. Isabel es muy de sufrirlo todo p'afuera. Debe ser el yoga.

-RIHANNA ha ido al desfile de Dior y esta vez no ha ido vestida de pizza. Esta vez, directamente ha ido vestida de vómito de la pizza antes mencionada, botas de pilingui de plástico negro incluídas. A ella tampoco le invita el embajador USA. Ni ella ni yo le hacemos juego con los jarrones.

-

No hay comentarios: