miércoles, 22 de julio de 2015

SENCILLAMENTE ABERRANTE

Lo triste no es que ofertas de trabajo como estas se sigan publicando a diario. Lo verdaderamente triste es que el Ministerio de Trabajo, que entre otras cosas tiene que velar por los derechos del trabajador, no haya tomado cartas legales en el asunto. Pedirle a una mujer que no tenga cargas familiar ni ahora ni en el futuro es simplemente humillante. Sinceramente espero que, como aparece el nombre y la dirección de la empresa, nadie vaya y tengan que cerrar. Así entenderán lo que es necesitar un puesto de trabajo.