domingo, 16 de julio de 2017

SUPERVIVIENTES: SIGUE EL MAL ROLLO


Por mucho que se empeñen, la final de este año de SUPERVIVIENTES está teñida de escándalo. Y no hablo de que los finalistas no se soporten entre ellos. Anoche las redes sociales ardían con tres detalles del concurso que esta semana encara su final.

Por un lado, siguen las acusaciones a la famlia y seguidores de LAURA MATAMOROS de querer "robar" el concurso utilizando robots que presuntamente votarían desde un call center. La familia de la chica lo niega todo y dice que sus fans (que son muchísimos) se organizan con las recargas telefónicas a la hora de votar. De todas maneras, yo les digo que no sería la primera vez que se utiliza lo de los "mensajes masivos" para lograr que alguien gane un concurso.

Por otro lado, ayer en SÁLVAME DELUXE, se vivió el WTF de la semana. En el debate sobre el concurso, no había nadie para defender a José Luis. El presentador se vio obligado a explicar a la audiencia que no estaba su mujer porque, aparentemente, había pedido que le doblaran el caché para el debate y la productora decidió no hacerlo. También contó que no era la primera vez que la mujer de José Luis pedía más pasta. Al final, la mujer entró por teléfono diciendo que ella no sabía nada d elo que había pasado y que todo era culpa de la avaricia de su representante. Sí, la mujer de José Luis tiene representante.

Y para terminar, el ganador de la edición del año pasado (¿alguien se acuerda de él?) diciendo que no quiere entregarle el maletín a Laura Matamoros con el consiguiente mosqueo de su padre que estaba a punto de reventar a pesar de las risas que JJV hacía con el asunto para que la sangre no llegara al río.

¿La solución de todo esto? El próximo jueves. Y si no me equivoco, David vencerá a Goliat y José Luis se llevará por delante a los miles de fans de Laura Matamoros.

No hay comentarios: