viernes, 23 de junio de 2017

TERELU FRENTE AL ESPEJO


Y debe ser un espejo que lleva el photshop incrustado porque la foto lleva más retoque que el cuerpo de Pamela Anderson y las cuentas de Rajoy. Pero vamos a lo que vamos, el próximo 12 de Julio sale a la venta el primer libro de Terelu que ha escrito en colaboración con su ex follamigo Kike Calleja y oigan que antes de ponerse a gritar y beber lejía que sepan que todos los beneficios del asunto van a una asociación contra el cáncer. La coartada perfecta.

TERELU contada por ella misma. Esto ya, de por sí es como para apuntarte a un retiro espiritual en Valdepeñas. Eso o coger una escopeta y un disco de Marta Sánchez y subirte a una azotea. Y es que Terelu quiere que conozcas su vida, su humanidad, su inmensidad, su enorme corazón, su bondad infinita y su todo pero te lo va a contar ella porque imagínate que le dan un micrófonoa Pipi Estrada o a una ex vecina cabrona. Pero claro, si empezamos ya con una portada absolutamente deformada por los retoques, no les quiero ni contar lo "adpatado" que va a estar todo lo de dentro. Mal empezamos. El caso es que, aunque no me crean, este es el libro definitivo de culto de este año. No va a ser un fenómeno como el de Belén Esteban pero casi. Piensen en Terelu firmando colas gigantescas de libros mientras se sacude las mechas y sufre por la fama. Porque si hay una cosa clara es que a Terelu le molesta ser famosa, no lo lleva bien, no le hace gracia excepto si las fotos son pactadas y ella cuenta lo que le da la gana. Con decirles que nos vamos a enterar de que Terelu de adolescente tenía un disco de LA POLLA RECORDS se lo digo todo. Imagínense la carga intelectual del asunto. Y no se olviden de que RAPHAEL le ha escrito el prólogo, que eso ya es una cosa inmensa. Raphael escribiendo una glosa sobre Terelu es un poco el fin del mundo. ¿Que va a vender libros como churros? Por supuesto que sí. ¿Que yo voy a comprar uno? Pues claro, me vendrá de perlas para explicar a mis nietos que una vez España fue un país de gente tarada. Ya saben.

No hay comentarios: