jueves, 9 de marzo de 2017

MARÍA TERESA CAMPOS vs MILA XÍMENEZ: EL CATFIGHT DEL MES


Me encantaría escribir de política y mercados de valores y que Ana Rosa me llevara a su programa porque además de que por fín habría alguien bien vestido, sería histórico que un ser afrancesado  hablara de algo más que de la existencia neuronal de Alba Carrillo. Y me van ustedes a gritar (con razón), pero yo en este asunto de importancia nacional (Mariano, posiciónate) yo soy TEAM XÍMENEZ. Malas caras, mensajes envenenados, tiranteces... y una de ellas abandonando el plató por no estamparle un foco en la cabeza a la otra. Bienvenidos a la versión española de "¿Qué fue de Baby Jane?". Como en Hollywood pero con menos dinero, menos talento y más vestidos con maxi estampados florales.

María Teresa Campos necesita urgentemente un asesor. O un bozal. Porque peor no se puede caer, de verdad. Con lo mona que estaba ella en su sofá y le da por hacer un reality para pillar unas perrillas y al final lo que ha conseguido es que le tengan más miedo del que le tenían. Lo que no sé, ni me importa, es si ese miedo es justificado. A mi, por ejemplo, me da mucho más miedo el momento estilismo de Terelu, que su madre con una metralleta. Y Mila Xímenez ha decidido no callarse como si fuera Soraya Arnelas cantando aquello de "voy a fifir, sin miedoooooo" a todo pulmón. 

Ya saben ustedes que Mercedes Milá ha vuelto a hacer el ridículo (otra vez) cuando ha llamado GORDO a un señor que le demostraba que una teoría (una memez, realmente) que ella promociona no servía de nada. Mercedes, el colmo del periodismo de investigación no se molestó en refutar argumentos científicos, Le llamó GORDO. Lo mismo que cuando Vicky Beckham le llamo VIEJA a Obregón. Y Mari Tere, que es muy corporativista y se ve reflejada en Mercedes porque las carreras de ambas se van a tomar por saco, pues dice que ella va a seguir admirando a Mercedes aunque llame gorda a la gente. Esperamos, por supuesto, que no le llame gorda a TERELU, porque entonces a ver qué coño hace Mari Tere, que ante las respuesta de Mila se puso farruca y tensó tanto la historia que la meos mejor amiga de media humanidad (Mila) se largó del plató por no decirle lo que piensa del bigote teñido de su novio.

Como esto siga asi, Jaggermeister debería patrocinar a Mila y una empresa de esas que hacen agarraderos para que no te caigas en la ducha a Mari Terenosaurios Rex.

Continuará (por favor, qué apasionante es todo)