jueves, 29 de diciembre de 2016

REVISTA HOLA: EL DISPARATE FINAL




Perdonen las disculpas pero no me da la vida. Ayer estuve presentando el casting madrileño de Masterchef 5 (prepárense que va a ser una cosa muy tremenda) y llegué a mi casa a las tantas. También aprovecho para pedirle disculpas a mi kiosquera que al no verme como todos los miércoles pensó que lo mismo me habían secuestrado y drogado con burundanga para extirparme un riñón y venderlo en el mercado negro. Sí, mi kiosquera es tremendamente creativa para el drama. Pero hoy voy a tratar de compensarles con el último HOLA del año. La traca final. La madre de todas las desgracias en una sola revista. Una portada insuperable. Podría hacerles la crónica semanal comentando solo ESA PORTADA. ¿Voy a hacerlo? No, por supuesto que no. Pasen y lean y vivan conmigo esta apoteosis del disparate. Despidamos este año a lo loco Alba Carrillo.



EL CASOPLÓN

Despedimos el año con un palacio que cuesta 9 millones de euros mantener al año. Imagínense si les viene una derrama de una vecina que se ha dejado un grifo abierto. La dueña de este espanto barroquizado es una tal Condesa Cristina de Vogue. En serio, condesa de una canción de Madonna. Para mear y no echar gota. Cristina es una señora tremendamente elegante que posa como cuando una persona humana se ha caído y accidentalmente se le ha metido el palo de una escoba por donde no le da el sol. Y ese pelo cardado que hace que Nancy Reagan parezca Katy Perry en un bar de carretera. Cristina y sus hijos salen tan tiesos en la foto que no se sabe si son así o se están marcando un mannequin challenge de aúpa. Pero Cristina, en medio de esa sobredosis del dorao sigue teniendo los pies en el suelo y dice que le gusta barrer la puerta de su casa. Como lo oyen. Ella barre. Con dos cojones y unas esmeraldas del tamaño de mandarinas. De la casa no les voy a hablar, solo les digo que se imaginen el Santiago Bernabeu lleno de molduras y grifos de abuela y se harán una idea. Con decirles que hasta a Cristiano Ronaldo le debe parecer excesivo…



Hablando de Cristiano, el HOLA, en esa cruzada imparable para defender la heterosexualidad del chiquillo publica unas fotos porque ha salido a cenar con la dependienta esa que antes se hacía fotos con Miguel Ángel Silvestre. Solo hay una foto de la cena y la química es tan impactante como la de Terelu con una faja color carne.



En la página siguiente, IRINA SHAYK, que era la novia el bolso de Cristiano hasta hace poco sale paseando por la calle con una maxi camiseta y botas de mosquetera. Su novio (jajajajajaja) Bradley Cooper sigue haciendo running. Probablemente para escapar de las carcajadas.



NICOLE KIDMAN, que también fue la mujer el bolso de TOM CRUISE se ha ido de vacaciones a no sé dónde con el siguiente marido que es uno que canta Country y se hace unas mechas que ríete tú de Lydia Lozano. Nicole se ha ido a la playa y ha actuado como una mamá normal. Se ha metido al agua vestida, con gafas de sol y un moño italiano. En serio, de bofetón. Y sigue con esa cara de no follar que es un poema.



ALBERTO DE LO MONACO (empiezo a pensar que el HOLA está patrocinado por una asociación de ga… hombres modernos) se ha hecho una foto con sus hijos y esa mujer a la que vuelve loca. Loca, pero en el mal sentido, porque ella tiene todo el rato la cara de Britney Spears cuando no le daban el litio.



LA PORTADA

Esto sí es un MANNEQUIN CHALLENGE y lo demás son hostias. Aunque si tenemos en cuenta que las invitadas están ya de por sí paralizadas vivas por las cremas hidratantes y una vida sana (joder, me ahogo de la risa al escribirlo) pues la cosa tiene menos mérito. La portada en sí es un manual de “Horrores extremos del Photoshop” y las del HOLA han tenido los ovarios de decir que es una reunión de “números uno”. Paso a describirles a sus protagonistas.

-ENRIQUE PONCE, un hombre un bostezo. Sale con cara de que le aprietan los zapatos y se hace pis. Todo al mismo tiempo. Y el Photoshop ha sido particularmente cruel con él al ponerle el mismo tono de tinte que luce Ortega Cano.

-PALOMA CUEVAS, mujer del anterior y de profesión “no me he tirado un pedo en la vida”. Desconocemos el motivo por el que Paloma es número uno a no ser que sea en retención de gases. Porque las cosas como son, mucha onda al agua y mucha pedrería pero Paloma tiene pinta de ponerse fina a coliflor. Y todos sabemos lo que pasa. De ahí la permanente cara de flipado de su marido.

-ISABEL PREYSLER. O lo que queda de ella. Porque el uso del Photoshop es tan extremo que la de la foto podía ser Aramís Fuster sin maquillar. Isabel tiene la frente tan tensa y la cintura tan pequeña que varias niñas se la han pedido para reyes al confundirla con una muñeca Bratz versión pocholi.

-MARIO VARGAS YORKSHIRE o la mutación racial. Porque al pasarle el photshop por la cara, directamente le han convertido en un señor oriental con el pelo blanco y cara de haber sido golpeado por una puerta giratoria.

-LA NOVIA DE ANTONIO BANDERAS y el momento “mira mis tetas a través de estas transparencias” que también es el momento “tengo las mandarinas más frescas que Melanie” y que va vestida como una ex Miss España en una gala de José Luis Moreno.

-ANTONIO BANDERAS (al que admiro muchísimo) pero que sale con cara de que le duelen los riñones. Probablemente de la indigestión de mandarinas.

A la fiesta esta que ha pagado una marca de azulejos también han ido Tamara Preysler, la reina del balbuceo y Nieves Álvarez a la que han hecho posar arrastrada en una alfombra como si fuese una piel de toro. A destacar una foto preciosa de Nieves y Antonio descojonados vivos delante de un árbol de Navidad como cuando te han echado bebida en la droga y apareces dos días después en la puerta de un after de las afueras de Valencia con dos mujeres colombianas. Con pene. Vamos, una Navidad por todo lo alto.  Menos mal que la puntada la da Isabel al hablar de los kilos de su hija diciendo “ella está bien porque esto tiene cura”. Toma ya.



MARIA TERESA CAMPOS ha pasado la Nochebuena con los hijos de Bigote Arrocet que lucía para la ocasión un pantalón escocés en blanco y rojo. Vamos, como el payaso de Micolor pero con un tono de Farmatint que está entre el “caoba violín extraterrestre” y el “éxtasis frambuesa”. A su lado, la madre de Terelu con cara de no saber ni en qué provincia de España está.



Luego hay un reportaje de varias páginas de una que se llama Carola y a la que deben conocer en su escalera de vecinas. Eso sí, ella es súper intensa y nos dice que ella lo ha vivido todo intensamente desde pequeña porque su madre era directora de Informe Semanal. Pues menos mal, porque llega la madre a ser la directora de Sálvame y Carlota lo mismo había salido terrorista chiíta. De los estilismos no puedo hablar porque resulta que conozco al peluquero y maquillador del asunto y no hay necesidad de que yo les escriba esto desde una silla de ruedas, que no se hacen idea de la masacre que te puede armar un maquillador si se levanta con el pie izquierdo.



El repaso termina con unas fotos de la hermana gemela de Naty Abascal que ya no es muy gemela porque esta parece que las vitaminas se las puesto en la trastienda de una peluquería en Canarias. Es la misma cara de Naty si Naty no hubiese dormido en dos semanas y se hubiese dado con una persiana en la cara. Y ya, para terminar de tocarle las narices a su hermana va y dice (más o menos) que seguir la moda es como ser concejala de Podemos en un barrio pijo. Una locura, vamos.



Terminamos el repaso al último HOLA del año con las habituales secciones de moda y belleza. Lean atentamente que estos consejos son necesarios como el aire que respiramos para no ser una perdedora social:

-Una no es moderna si no sale a la calle de arriba abajo vestida de blanco y negro y a rayas. Esta noticia, por supuesto, le ha debido tocar muchísimo la moral a Isabel Pantoja. Ustedes saben.

-Ustedes tienen la obligación de despedir el 2016 a tope de brillos y lentejuelas (esto debe ser un homenaje a Terelu). Y si todo es en dorado, pues mejor. Ya me van a contar quien no tiene 800 euros para pillarse una de las faldas que nos recomiendan. Viendo el chollo, me la he comprado también en plata.

-¿Te has pegado una fiesta en Nochevieja que has acabado borracha y drogada en un polígono? ¡No pasa nada, amiga! Las del HOLA, tan de conciencia social, no te recomiendan que vayas a un psiquiatra, ellas te recomiendan unas cremas maravillosas para que sigas siendo igual de borracha pero que no se te note. Un détox de morirse, queridas.

-Tener un hijo, casarte, terminar tus estudios o dirigir una empresa ya no son momentos cruciales para las del HOLA. El “momento crucial del mes” (les juro que así lo llaman) es cuando llegas a casa y te atreves a irte a la cama sin desmaquillarte. Esto, para las del HOLA es un delito más grande que lo de Urdangarín. Te aconsejan que te ahogues en una cosa que se llama “agua micelar” y que por lo visto no se vende en el Caprabo de mi barrio.



Ahí lo llevan. Hemos terminado el 2016 por todo lo alto. 52 semanas y 52 portadas que hemos vivido juntos entre la risa floja, el estupor y la carcajada. Y por eso me despido por este año agradeciéndoles esa fidelidad, esos mensajes que me mandan ofreciéndome lo impensable (lo siento guapas, pero –quién lo iba a decir- yo sí tengo algo en común con Cristiano) y compartiendo esta tontunada en sus redes sociales. De verdad, gracias por estar ahí y reírse conmigo. Y prepárense porque el 2017 va a ser espectacular y lo vamos a vivir juntos, que es de lo que se trata.



Les veo el año que viene.

8 comentarios:

Reme Ballesteros dijo...

Ja ja ja, eso si que se llama «despacharse a gusto»


Feliz Año


CHECHE dijo...

Madre del amor hermoso! Que diría una mujer de los años cuarenta en la puerta de su casa con el mandil recogido a un lado!!eres genial Abel!👏👏👏👏👏👏

Johanna Arco dijo...

He llorado de la risa!!!
Muchas gracias y feliz 2017!!!

Chiqui dijo...

Te he descubierto hace 3 semanas y no dejas de sorprenderme. ¿Veremos a Cristiano en Jaca acompañando a la chavala???

luisa dijo...

Y sigue con la misma frescura, que nos alegra la semana!! Feliz entrada al 2017 guapo!

Anónimo dijo...

Jajajajaja! Buenísimo.

Carlos dijo...

Sublime, como siempre. Feliz 2017.

Anónimo dijo...

Me ha costado leerlo por los lagrimones que he caído, fabuloso,enhorabuena.