miércoles, 28 de diciembre de 2016

NO ES FAMOSO, PERO VA A SERLO... Y MUCHO


Que no te suene el nombre de SAM ASHGARI a día de hoy es normal, pero el modelo de fitness y actor está a punto de experimentar en sus carnes prietas lo que es ser realmente famoso. Y es que Sam es el novio de BRITNEY SPEARS (el litio me pone en mi sitio) desde que rodaron juntos el vídeoclip de SLUMBER PARTY, el último single de su nuevo disco. Un disco que no ha gustado a casi nadie y que se ha hundido lentamente en las listas de ventas. Y es una pena lo de la carrera de Britney, que después del mítico Blackout, se ha tragado una máquina de autotune que expulsa canciones mediocres una detrás de otra. Menos mal, que como pueden ver ustedes, en casa se lo está pasando pipa.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No sé de dónde sacas que Glory no ha gustado a casi nadie cuando lo están considerando de los mejores CDs del 2016.