miércoles, 28 de diciembre de 2016

¿ME ESTÁS LLAMANDO HIJA DE PUTA? (LAS CAMPOS, BIENVENIDAS AL BOCHORNO NACIONAL)


Mila Ximénez gritando "¿Me estás llamando hija de puta?" a Terelu.
Terelu golpeando la mesa como una loca.
Terelu cayéndose de la silla en directo.

Estos son tres detalles (solo tres) que ocurrieron anoche en la nueva entrega de LAS CAMPOS, un bochorno televisivo como no se recuerda. Y en medio de ello, María Teresa Campos, que cada día se da un poco más de cuenta de hasta donde le han tomado el pelo. María Teresa con una cara de horror absoluto mientras su hija pequeña se pone como una fiera porque le dicen que es ostentoso tener dos personas de servicio (¿Qué quieres? ¿Que la eche a la calle?) y amenaza al directo del programa con "contar toda la verdad". Terelu abandonando el plató a fumar en mitad del debate. Y Carlota Corredera absolutamente abochornada salvando los muebles muy a duras penas mientras Mila Ximénez dice que no quiere volver al programa y el resto de invitados desean que se les trague la tierra.

¿Y el programa? Pues el programa no importa. Es más, nunca ha importado. LAS CAMPOS NAVIDAD es el peor chiste del año, sobre todo porque no tiene ninguna gracia. Vacío de contenido y repitiendo dos tics que gustaron en sus primeras entregas. Terelu comiendo con planos repetidos para hacerle parecer ansiosa, Terelu en un autobús, Terelu asustada por la gente. Y su madre encoñada viva con un señor que regala camisetas pintadas a mano con acuarelas. Un programa cebado con una supuesta declaración importante de la matriarca y su mariachi que terminó siendo una broma macabra. Macabra por la falta de humor, de contacto con la realidad y básicamente por la ida de olla. Pero ojo, aquí no hay ingenio ni nada que se le parezca. Aquí solo hay tres mujeres que se creen realeza televisiva y se niegan a aceptar que acaban de ingresar en el "Museo del friki". Porque entre los momentos de Terelu y la historia de, digamos, Paco Porras, no hay tanta distancia. Veamos un ejemplo.

María Teresa: ¿Quieres un churro, Terelu?
Terelu: Vete a la mierda Mamá
María Teresa: Rectifico...¿quieres una porra Terelu?
Terelu: No gracias, esa ya te la comes tú por la noche.
(extracto literal de LAS CAMPOS NAVIDAD) 

Tres mujeres que son tres peces recién sacados del agua dando unas bocanadas agónicas de fama. Un choque de trenes incómodo de ver. Y para rematar, un Aless Gibaja que contaba cualquier cosa menos lo que se estaba contando en Twiter a tiempo real. ¿Habrá tenido audiencia? Probablemente, porque es un programa que termina a las dos y media de la mañana y pilla cacho del share del late late night. LAS CAMPOS es un programa horrendo. Sin más. Y soprende, porque LA FÁBRICA DE LA TELE es una productora sobresaliente con un arte inusitado para crear contenidos de la nada. Una productora que, directamente, ha cambiado la manera de hacer televisión en este país. Sin embargo, con LAS CAMPOS han errado el tiro. Se han convertido en un mono con una metralleta. Y todo el mundo sabe como acaba esto. La tristeza final,quizá, es ver la cara de María Teresa Campos que es la única que intuye el tremendo error que es esto mientras Terelu sigue ladrando y saliendo a fumar ("Hemos ido a la playa" dice) en medio de un programa en directo. Su programa. Ese es el nivel.