miércoles, 5 de octubre de 2016

REVISTA HOLA: MAR FLORES, LA GRAN ESPERANZA




No  se imaginan ustedes la mañana que llevo. Que sepan que les escribo esto mientras unos señores de blanco con andamios inundan mi casa. Efectivamente, estoy pintando mi hogar y he terminado recluido en el baño para poder escribirles esta crónica. Hago equilibrios con el portátil sentado en el inodoro y con un pie en la ducha mientras abro la revista y me encuentro a Penélope Cruz (que se levanta con una cara mejor que la mía) invitándome a descubrir “el nuevo cushion de alta cobertura”. Es decir, Penélope no quiere que me maquille. Quiere que me alicate. Vamos al lío que esta semana todo es un horror y eso les encanta, claro.



ISABELLA BORROMEO (un apellido complicado, sin duda) resulta que es la cuñada de un hijo (el que tiene cara de bronquitis no, el otro) de CAROLINA DE LO MONACO.  Y además de eso, es de un tieso que se te encoge hasta el perineo viendo el reportaje de su casa. Isabella es borde hasta el extremo de que dice (literalmente) lo de “las visitas se agradecen mucho, pero más cuando se van” y luego ella, el éxtasis de la hospitalidad comenta que ella lo único que exige a sus invitados es “que avisen a cocina si se van a quedar a comer o no”. Ella está casada con un magnate del petróleo (otra que no se enamora de fontaneros) y dice que quiere que la Naturaleza inunde su casa. Y yo estoy de acuerdo, sería divertido que una hiedra venenosa creciera hasta límites insospechados y despertara a Isabella con un sarpullido del tamaño del ego de Susana Díaz. ¿La casa? Pues miren, de catálogo de nueva rica de esas que compra esculturas africanas al peso. Terrible todo.



Hago un inciso para contarles que en este HOLA no salen ni TERELU ni ALBA CARRILLO, musas intelectuales máximas de este blog. Los bares de gintonics y las unidades de urgencia psiquiátricas las tienen ocupadísimas aunque no sé en qué orden. Pero vamos, que es como si me hubieran amputado un ojo.



MARILÓ MONTERO, de profesión “alma trasplantada” sale paseando por Nueva York con dos perros (uno de ellos con pinta de homosexual) porque se ha trasladado allí para ayudar a su hija en su carrera como modelo. Me es imposible hacer un chiste de esto. La noticia en sí es un chiste más grande que toda la carrera de Mariló, que pasea a los perros a las siete de la mañana con un bolso de Prada naranja eléctrico.



JULIO IGLESIAS aparece en el HOLA porque le han dado una estrella de la Fama en Puerto Rico. Una noticia que no me interesa nada porque no dice a cuantas mujeres ha dejado embarazadas entre el aeropuerto y el sitio del homenaje. Ustedes entienden. Y Lequio también.



Una rubia de una serie que no he visto en mi vida (VELVET) se ha casado con un señor con cara de simpático en Santander. Y han llevado de dama de honor a un perro con pajarita. Sí, es todo súper lógico. Solo ha faltado un Pastor Alemán oficiando la ceremonia.



EL TITULAR ENGAÑOSO DE LA SEMANA

El HOLA nos dice en CUATRO PÁGINAS que KIKO RIVERA NOS DESVELA LOS SECRETOS DE SU BODA. Y esto es tan cierto como si yo titulo una noticia con ENCONTRADA VIDA INTELIGENTE EN EL CEREBRO DE UN TRONISTA. Vamos, que les estaría mintiendo. Porque ni se cuenta nada, ni se desvela nada. Kiko dice que le va a estallar el corazón de la alegría y teniendo en cuenta su tamaño, yo estoy aterrorizado pensando en esa explosión



LA BODA DE PORTADA

Lo que no es, no es. Me ponen en la portada a un matrimonio que no conocen ni en su escalera de vecinos. Son parientes de la Familia Alba y han celebrado una boda con mucha pamela, mucho frufrú y mucha señora mayor con pinta de agarrarse una cogorza en el baile. Lo único que me ha llamado la atención de la boda es que no ha aparecido JUAN PEÑA para amargarles la vida al ritmo de flamenquito chic. Por cierto ¿Dónde coño está Juan Peña? ¿Nadie ha caído en la cuenta de que TERELU y él han desaparecido de las páginas del HOLA al mismo tiempo?  ¿Nadie va a llamar al CSI: LA MORALEJA?



MAR FLORES Y LA DECENCIA

Vemos en unas páginas que nos cuentan que MAR FLORES YA ESTÁ DIVORCIADA. Ya saben ustedes que soy fan de MAR hasta el tuétano porque ella es historia de España y además tiene una línea de velas perfumadas, que es algo que PREYSLER no tiene. Y luego me cuentan que MAR  tiene una nueva ilusión. ¿Estudiar una carrera? ¿Comprarse un piso? ¿Acudir a la graduación de su hijo mayor? ¿Ir a un centro de depilación de los que anuncian en la tele y que no te vuelva a crecer el vello púbico? Pues no. La ilusión es un señor multimillonario que se llama Elías y al que se agarra de la mano por París como WHOOPI GOLDBERG se agarraba a un cheque en aquella película que hacía de monja cantante. Yo me alegro por Mar porque le veo con esa paz interior y esa placidez en la cara que te dan 52 litros de botox y vitaminas a partes iguales. Mar Flores mola, se pongan ustedes como se pongan.  Ella y Raquel Mosquera son necesarias para nuestra formación intelectual adulta. Mar es una genio de los números y Raquel de la estética.



PARÍS SE PONE FLAMENCA EN HONOR A NATY ABASCAL

Y yo, leyendo el titular pensaba que me iba a encontrar un reportaje de famosos amorrados a un tetrabrik de Don Simón. Pero no. Resulta que cuatro modelos (y Mar Flores) se han vestido de gitanas y así porque Naty ha diseñado ella sola con unos lápices Alpino y un cuadernito una línea de zapatos de lujo. Naty posa en las fotos tan expresiva que se rumorea que unos empleados del Museo de Cera de París se presentaron en la fiesta e intentaron embalarla para exhibirla junto a la figura de Britney Spears en aquella época en que se quedó calva y daba paraguazos.



Y terminamos con la sección de consejos de moda donde el HOLA nos dice que ahora es modernísimo vestirse de lesbiana neoyorkina que trabaja en películas de Woody Allen. Eso sí, ellos le llaman “look dandy” pero digan lo que digan, esto es un manual de estilo para señoras locas por el “Mujer contra mujer” de Mecano.



Les aviso que la semana que viene no van a tener que esperar al miércoles porque el lunes estará en los kioscos el número especial de la boda de PAKIRRIN y claro, nos vamos a venir arriba porque es una boda muy completa. Cantantes, tronistas, presidiarias, cuñaos gays, tertulianas de Sálvame, posibles imputados… todo esto y el mundo del estampado floral en su máximo esplendor a cascoporro.



Como siempre, me despido recomendándoles que lean mi nueva novela, que se llama UN BAILE DE MUERTE y que es una versión mucho más salvaje de esta columna donde también salen blogueras de moda (esa enfermedad), dependientas de droguería que no son lo que parecen y amas de casa enfrentadas al independentismo catalán de una manera que no se lo imaginan. Pueden ustedes pillársela aquí:








1 comentario:

Elena dijo...

Me encanta tu columna pero creo que cuando hablas de la película de Woopie Goldberg te refieres a Ghost, clásico por excelencias de las comedias románticas. Es un detalle tonto, pero bueno.

Un saludo y gracias por tu enorme sentido del humor

Elena