martes, 12 de julio de 2016

SOCORRO: UN DIBUJO ANIMADO... DE CARNE Y HUESO


Hay gente loca y luego está PIXEE FOX, una muchacha empeñada en convertirse en un dibujo animado en la vida real. Y para ello una modelo que se ha quitado en una operación SEIS COSTILLAS para quedarse con ese aspecto. En realidad, Pixee, que era una electricista sueca (alucina) lleva gastados más de CIEN MIL EUROS en operaciones entre tetas, labios, nariz y cinturita de avispa. Para gritar.

1 comentario:

juanjo alejos dijo...

Por dios!!!!!! Pero qué invento es esto!!!!!!