viernes, 8 de enero de 2016

CARTA ABIERTA A CAYETANA ÁLVAREZ DE TOLEDO


Querida Cayetana:

Esta mañana he desayunado con la noticia de que formo parte de un vertedero (Twitter) porque esta red social es "la tumba de la inteligencia" según tus palabras. Y claro, me he sentido insultado y he decidido contestarte. Nunca desde el insulto (como tú lo has hecho) y sí desde la opinión. Porque lo tuyo... no es una opinión. 
Ninguna red social es la tumba de la inteligencia. Millones de personas expresan libremente (esta es la palabra clave) sus opiniones a diario. Y como todo en la vida, algunas son afortunadas y otras no. Supongo que ese es el precio de vivir y comunicar en libertad. Lo terrible del asunto es que tú, que tiras esta red social por tierra, elegiste precisamente Twitter para narrar a todo el mundo el disgusto de tu hija (una menor de edad). Esto, a mi parecer (contar en una red social un mal rato de tu hija) te acerca más a Belén Esteban que a cualquier otra cosa. 
Me rasco la cabeza y vuelvo atrás en el tiempo a mi infancia. Y siento pena por tu hija. Porque en las cabalgatas de Reyes de Bilbao yo estaba como loco por pillar caramelos y nunca (jamás, Cayetana, jamás) me puse a verificar la autenticidad del modelo de un Rey Mago. ¿Ha perdido tu hija la ilusión que se debe tener a esa edad? Tú sabrás.
Asimismo, tengo ganas de saber que le vas a contar a tu compañero de partido Javier Maroto que participó en el primer debate electoral de la historia en Twitter (y lo hizo de maravilla, por cierto) cuando te lo encuentres por un pasillo. ¿Qué le vas a decir? ¿Que forma parte de un vertedero? ¿Que el también forma parte de la tumba de la inteligencia? ¿Es Javier Maroto responsable junto a gente como yo de la muerte del pensamiento occidental?
Cayetana, a mis ojos, eres de esas personas que se queja de que un programa como "Sálvame" se emita y sin embargo ahí están, tarde tras tarde viéndolo. Resulta que Twitter es una porquería cuando se ha vuelto en tu contra. Hay un clamor popular (incluso de gente de tu partido) a la que le parece que has meado fuera del tiesto. Lo tuyo es una gran boutade, y ya. Y siempre recuerda que cuando tanta gente se ríe a mandíbula batiente de algo, probablemente es porque es un chiste.
Hoy tenías la oportunidad de humanizarte en la respuesta, de reconocer que se te ha ido la olla y que la preocupación de tu hijo menor de edad por el fashion real te afectó. Pero no. Has elegido la agresión verbal. El insulto y el mandarnos a todos los que no pensamos como tú al vertedero. Quizá por gente como tú es que tu partido tiene esa fama de intolerancia, de clasismo, de homofobia, de intransigencia y de mil cosas malas más. Porque lo realmente alucinante de todo esto es que sigues teniendo una cuenta activa en Twitter. Sigues siendo parte del vertedero y de la tumba de la inteligencia. A mis ojos, esto te convierte en una persona incoherente y bastante hemos sufrido con los políticos en este país para que alguien como tú alcance una posición de poder. Lo mismo te da por censurar Twitter en España. Después de saber lo que piensas del asunto, no sería raro.
Me despido con pena. Sobre todo por tu hija. No concibo una cabalgata de Reyes de otra manera que no sea cogiendo caramelos con los amiguitos y disfrutando del paso de las carrozas como preludio a una noche en que los Reyes te traigan tu regalo deseado. Aunque claro, lo mismo tu hija se niega a aceptar un sólo regalo más de los Reyes porque no van vestidos en condiciones.
Tú sabrás, Cayetana, tú sabras.
Nos leemos en Twitter. 

Abel Arana

PD: Los vestidos eran horrorosos, sí. Horrorosos de verdad. En esto, contigo totalmente.

8 comentarios:

Noelia Cabeza dijo...

Ole tu.
Cierto es que eran feos. Feos con avaricia. Pero que más da si llevaban una cortina de terciopelo o una bata de agatha o de gabanna.
Que manera de dramatizar....peor empezó la cabalgata de mi pueblo. Inicio el desfile con dos coches clásicos seguidos de una performance de un tío sentado en el capó de un coche con su butaca leyendo un periódico, seguido de una señora subida también en su capó...pelando patatas!!!. Todavía me estoy recuperando. Pero se queda en eso, en una anécdota.
Total, feliz año y a seguir publicando libremente nuestras ideas y pensamientos en este medio tan público y libre. Es lo que tiene la democracia, que nos facilita los medios para ejercerla por y para la libertad.

Jose Fco Alonso dijo...

cayetana álvarez, la nini del congreso que en cuatro años no hizo ni una pregunta llama tontos a quien se ríen sabiamente de su comentario idiota en twitter, cada día un poco mas me doy cuenta de que estos personajes del pp son mas una panda de frikis que un partido político.

Maribel dijo...

Si mi hija de 6 años me dice que el traje del Rey Mago no es de verdad, me preocuparía seriamente de la clase de educación que le estoy dando...

Anónimo dijo...

Lo que mas me apena de esta Cayetana ; es que no dudó en utilizar a su propia hija para malmeter en un asunto de menor importancia ,¡¡ si es que tiene alguna !!
Mejor hubiera sido que dijera que no perdona ni perdonará , a los causantes de muchos niños pasen hambre ,frio y otras necesidades , porque de lo que no me cabe la menor duda es que todos esos niños tienen los mismos derechos que sus hijos

Anónimo dijo...

Viendo lo que hace el PP en sus planes de estudios, me parece que lo que menos les preocupa es la educación...

M. Carmen dijo...

Yo siendo ésta señora me preocuparía más del daño que le hará a su hija la ley de educación que tenemos aquí, por otra parte la educación comienza en casa y desde luego que una niña de 6 años manifieste eso, significa que mucha educación en valores no se le da en casa, una pena!!!

Isabel García Chamorro dijo...

Con tanto poner imágenes de la cabalgata de mi hijo de 5 me dijo ayer: mamá, esos no son los Reyes de verdad. Casi me da un ictus. Con miedo y voz temblorosa le pregunté el motivo de tamaña afirmación, "Pues porque no son los mismos que vimos en la warner, esos son los de verdad, porque son iguales todos los años". Qué desahogo... Para que vean en lo que realmente se fijan los críos. Aprendamos de su ilusión

Alex Herazo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.