lunes, 30 de marzo de 2015

ROUCO VARELA: LIVING LA VIDA LOCA



Vaya por delante que jamás se me ocurriría posicionarme en contra de la fe de nadie. Tener fe me parece una cosa estupenda, y aquel que decida seguir la doctrina de cualquier religión me merece todos los respetos. Por si no lo han entendido, no tengo nada en contra de las religiones pero sí tengo todo en contra de quienes las dirigen.

Y lo de ROUCO VARELA es ya de un escándalo intolerable. ¿No se han enterado? Pues prepárense a gritar, sobre todo si son ustedes cristianos practicantes y creen a ciegas en la solidaridad y la caridad. Este hombre, representante en teoría de la Iglesia Católica y con un poder más allá de lo imaginable es tan humilde y tan caritativo que se ha ido a vivir a un piso de 370 metros cuadrados al que le ha metido una reforma de campeonato (una pasta ha costado) para que esté contento. El piso, para que me entiendan lo de la humildad está valorado en casi 2 MILLONES DE EUROS. En serio, no es broma.

Y siguiendo con la tónica de la sencillez, Rouco va a tener un dormitorio enorme con baño en suite y vestidor y por si se deja los calzoncillos tirados por ahí también va a tener dos monjas que ejercerán de criadas y un chofer porque la gente sencilla y humilde de la Iglesia de base no va, por supuesto, en transporte público. Y, después de conocer esta barbaridad ¿alguién va a marcar la X en lo de la renta? Porque claro, adivinen con qué dinero se ha pagado esto...