jueves, 26 de marzo de 2015

MADONNA ¿ESTÁS SORDA?



La semana pasada se lo avisé, y no es por pasarme de listo pero mi vaticinio se ha cumplido. REBEL HEART está a punto de ser (discográficamente hablando) uno de los fracasos más estrepitosos de la carrera de Madonna. Y hoy las noticias son alarmantes.

Ya saben ustedes que el éxito global en venta de discos lo orienta la lista americana de Billboard. Y la caída en ventas ha sobrepasado las peores expectativas. Los más optimistas creían que permanecería en el top ten porque claro, es Madonna. Y ni top ten... ni top veinte. REBEL HEART ha sufrido un desmayo en tiendas que le coloca en su segunda semana en el puesto 21 de la lista, ¿Los motivos? Pus están bien claros.

Los fans arden en deseos de ver los espectáculos en vivo del último icono del pop. Pero no soportan su música. ¿Cómo se explican que en su segunda semana en un país gigantesco como USA solo haya vendido poco más de 20 mil discos? ¿Saben ustedes que Pablo Alborán, por ejemplo, vende más? La música, las canciones, son las que le han convertido en lo que es. Y lleva demasiados años dandonos canciones de mierda. Esto es así. Desde HUNG UP, la originalidad brilla por su ausencia en sus discos. ¿A quién se le ocurre contratar a AVICII para que te haga unos temazos y que termine sonando como el productor de Merche?

REBEL HEART es un disco largo, anodino, flojo de estilo y contenido y sobre todo, soporífero. Quién no iba a decir que Madonna podía ser tan letárgica. Un disco que aburre incluso cuando te lo pones para limpiar. No hay temazos, no hay bombas, no hay extravagancia, ni siquiera se ha vuelto raruna. Es un repertorio más propio de Celine Dion (la reina del sopor) que de alguien que es historia de la música. Y ha pasado lo que ha pasado. El día que Madonna tenga dos dedos de frente y se una a la factoría de Max Martin quizá vuelva a tener un número uno en Estados Unidos (el único mercado global que importa), cosa que no ha sucedido con este disco....Zzzzzz